Las inmobiliarias porteñas podrán definir a gusto el monto de su comisión

Alquileres-crece-oferta-igual-suben_CLAIMA20130109_0017_4Una resolución del Colegio de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires (Cucicba) declaró inválido el límite dispuesto por la ley 2340 de la Ciudad, equivalente a un mes promedio de alquiler, y autorizó a las inmobiliarias a fijar libremente el monto de sus honorarios y de los gastos. Las organizaciones de inquilinos advirtieron que el organismo no tiene potestad para modificar una ley y anticiparon que irán a la Justicia.

De guatemala a guatepeor. Los inquilinos, que desde hace tiempo vienen denunciando que las inmobiliarias recaudan de manera ilegal más de tres millones de pesos diarios al no respetar la ley 2340 de la Ciudad y cobrar más de un mes de comisión, ahora deberán denunciar que esta práctica es avalada por el Colegio de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires.

En declaraciones al diario Clarín, el presidente del Cucicba, Héctor D’Odorico, aseguró que “la medida marca un antes y un después” pues ahora tendrán “libertad de contratación”. “Las partes ahora pueden negociar y firmar que sea sólo medio mes o que sean tres o cuatro. Rige la oferta y la demanda”, sostuvo el titular de la entidad de corredores.

Por su parte, las asociaciones de Inquilinos ya anticiparon que planean recurrir a la Justicia ya que Cucicba no tiene la facultad de cambiar una ley de la Ciudad. “La resolución 350 de CUCICBA es inválida e intenta tapar con una ilegalidad las 500 ilegalidades que se cometen por día y que el propio Colegio dice desconocer” aseguró el flamante defensor del Inquilino de la Ciudad Fernando Muñoz.

“El artículo 57 de la ley 2340, dice claramente que las comisiones para locación de vivienda no pueden superar el 4.15% del total del contrato, un mes aproximadamente, y el Colegio recomienda que sus matriculados cobren el doble, generando un mercado negro ya que ni siquiera entregan recibo formal por su actividad “extraordinaria”, de aproximadamente mil millones de pesos anuales. La actividad de mediación que las inmobiliarias realizan, conectando al inquilino con el propietario -y por la cual cobran una comisión-, está cayendo en un desprestigio cada vez mayor en la medida que el Colegio que las representa no puede explicar públicamente por qué no cumple con la ley, y por el contrario, se burla de lo que en su momento votaron los legisladores de la ciudad”.

Muñoz advirtió que sólo la Justicia o la Legislatura podrían cambiar el régimen y criticó duramente las expresiones de D’Odorico. “Hablar de “moral y buenas costumbres” mientras se lesionan los derechos màs elementales y bàsicos de la persona, cobràndoles 15 a 20 mil pesos por ponerlo en contacto con el propietario de una vivienda, suena a doble moral”.