Veredas / Un reclamo que toma cada vez más fuerza

Muchas fueron arregladas, pero las empresas de servicios las rompen y las remiendan con cemento. Los vecinos se preguntan ¿qué se puede hacer para obligarlos a que las dejen en las mismas condiciones?

Diana Salmón es médica ginecóloga y vecina de Balvanera. Considera que su vida cambio desde hace tres semanas. Es zurda, pero aún se recupera del pos operatorio de su brazo izquierdo. Sufrió una fractura compleja de codo mientras caminaba por la calle. Hace un mes que no circula en transporte público, se traslada en taxi. Interrumpió toda su actividad laboral. “Siento que la Ciudad no me garantiza mi integridad física y mi derecho humano a transitar libremente por zonas seguras, con veredas que no sean amenazantes”, le dijo al jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta.

Según la vecina, muchas personas mayores dejaron de circular por las calles de Buenos Aires por el temor que les genera la posibilidad de volver a caerse.   

“En Moreno y Combate de los Pozos hay un desagüe tapado por una obra que provoca la inundación de toda la vereda. Ya hice el reclamo hace varios meses, pero no hay respuesta”, denunció María Luz Martinez, vecina del barrio.

Los carteles dispuesto por lo comerciantes es otro de los focos de conflicto planteado por lo vecinos. “Vivimos en una anarquía donde cada comerciante pone un cartel que avanza sobre el espacio aéreo que es de todos y contamina visualmente el barrio”, señaló otra vecina. Además reclamó que se aumente la cantidad de cestos de basura.

“Se ensanchan veredas en los lugares donde camina muchísima gente. Once es una de las zonas donde más personas circulan en el país”, aseguró el Jefe de Gobierno y reconoció que tuvieron “un problemón los últimos dos o tres años porque las empresas de luz, gas, agua y cable rompieron toda la ciudad”. Luego matizó al considerar que las obras garantizaron una reducción en la cantidad de cortes de luz.

“Y no controlo a AYSA, EDENOR y METROGAS. Los controla el Gobierno Nacional. Durante tres años nos peleamos, los multamos, pero ahora sacamos una Ley para que, antes de romper, dejen un depósito. Si no arreglan bien, nos quedamos con la plata y arreglamos nosotros”.

La solución del Jefe de Gobierno es una propuesta interesante, pero, hasta el momento, las denuncias de los vecinos se mantienen.

Deja un comentario