Vecinos denunciaron las problemáticas de Manzana 66 en Comisarías Cercanas

En el encuentro virtual, comuneros, personal policial y vecinos expusieron y dialogaron sobre las dificultades relacionadas con la inseguridad y los ruidos molestos en el espacio verde de la Comuna 3.

El reclamo por las malas condiciones de Manzana 66, ubicada en Avenida Belgrano y Jujuy, tiene varios meses. Pero ahora se le suman los hechos de inseguridad y los ruidos molestos de las clases al aire libre, que se incrementaron con la pandemia de COVID 19. En la última reunión de Comisarías Cercanas de la Comuna 3, donde vecinos, autoridades comunales y policías debaten sobre las problemáticas de la zona, la situación del espacio verde estuvo en primera plana.

Durante el encuentro, Alberto Aguilera, integrante de la Red de Vecinos Manzana 66, manifestó que el lugar es utilizado como baño público y albergue transitorio. Además, denunció: “Me parece que tendrían que aparecer un poco más en la Ciudad. Y la excusa de que no hay dinero no vale, porque los vecinos somos quienes les pagamos el sueldo a ustedes. Por ejemplo, el de David Kucawca, que se gastó 50 mil pesos de su tarjeta de crédito y se autorizó como caja chica del Ministerio de Seguridad. Y encima despiden a gente muy útil como Eve Sánchez, que la teníamos siempre a disposición para cualquier cosa que necesitemos de seguridad. Lo que vemos es una manga de inútiles, bajo el mando de Arenaza y Kucawca, que nos cuesta mucho y no hacen nada más que sacarse fotos”.

A la vez que añadió: “Desde la Red de Vecinos celebramos que se quede el comisario Rosa y le damos la bienvenida al de la 3B. Les decimos que controlen los kiosquitos que abren a  las 10 de la noche, y están durante el día cerrados. Tenemos mucha venta de droga. Van a tener que trabajar. Pedimos la reacción del estado. Nos tienen una plaza abandonada, insegura y sufrimos los cortes de luz”.

Marcela Pizarro, una vecina, agregó que tienen un problema grave con los ruidos molestos, de lunes a viernes: durante el día, las clases de zumba, luego las de bachata y más tarde los jóvenes que llegan con sus parlantes y se quedan hasta la madrugada. Y que, a pesar de que se han acercado a pedirles que bajen el nivel de sonido, no pudieron dialogar y hasta fueron increpados.

“Las denuncias fueron hechas en la fiscalía. Personalmente yo realicé una en 2019 y presenté los testigos que me pidieron, la información, un montón de videos y fotos, y me denegaron la denuncia. Me dijeron que debía acercarme al CGP, pedir la revisión, y recién el año pasado me respondieron diciéndome que no correspondía mi denuncia, y que tenía que hacerlo por términos privados. Sabiendo que es una contravención, nos gustaría tener una solución al respecto. Monitoreo de las cámaras, más concurrencia policial, no sé”, apuntó.

Por su parte, el comunero Miguel Varela enfatizó: “La problemática de la plaza se replica en todas las plazas de la comuna. Me parece terrible que tengamos que estar discutiendo siempre este tema, la falta de seguridad que tienen las plazas, la falta de policías en las cuadras. Yo no digo un policía que se meta a reprimir pero por lo menos alguien que llame a un patrullero, alguien que se ocupe un poquito más  de los ciudadanos. Le digo a los vecinos, como comunero, me siento inutil, porque cada vez que hacemos esta reunión estamos hablando de la falta de seguridad, de la poca bolilla que las comisarías se presta. Acá no hay poder político, hay una ausencia muy grande del estado en esta materia”.

Al respecto, la Subcomisario de la 3A, Denisiuk Viviana Karina, afirmó que “en Manzana 66 se cuenta con el apoyo de personal específico que evidentemente no está funcionando. Se están realizando, tal cual lo informó Aguilera, varias contravenciones en la cuadra, y es realmente desesperante cuando uno pone la cara para hacer cesar estas conductas que tanto molestan a los vecinos, pero no tenemos el apoyo para poder secuestrar los parlantes. Les pido por favor a los vecinos que entiendan que se trabaja, que no somos insensibles y que no estamos ajenos a la problemática que viven pero que todo esto lleva un trabajo continuo y parte de la gestión”.

Cuando llegó el turno de la Presidenta de la Junta Comunal 3, Silvia Collin aseguró que tiene en su poder todas las pruebas que le acercaron los vecinos con respecto a lo que está sucediendo en el espacio público, pero aclaró que el rol de los inspectores comunales no es el mismo que lo de la Agencia Gubernamental de Control, ya que solo pueden intervenir si ven el acto ilícito en el momento. 

Pero para aclarar mejor la situación, le dio la palabra al Dr Raffetto, quien explicó que para que actúe el Ministerio Público de la Ciudad primero tiene que haber una denuncia, sobre un hecho que tiene que ser considerado por la fiscalía como contravencional. También expresó que no hay que dejar de denunciar: “Si ven un delito o una falta, lo que debemos hacer es siempre denunciar, vía telefónica o por mail, y si tenemos las pruebas, se continúa con la investigación. Después de ir a ver al fiscal, hay que ir a ver al juez. Al que convencer en realidad es a él porque quien tiene la última palabra es la Justicia, que no es un órgano del Ministerio Público”, explicó el abogado.