UNA LEY AMBULANTE

Caminar por el microcentro de la Ciudad de Buenos Aires resulta complejo en determinados horarios. Una enorme más humana se despliega los días de semana por las calles Florida, Perú y algunas otras, transitarlas requiere una finta permanente frente a los que caminan de frente o a los que lo hacen más lento. Allí donde los pasos adquieren el ritmo frenético y fugaz de las transacciones bursátiles existe un corte, un oasis que por momentos recrea otros universos mediante el arte y la música. La cultura callejera se hace derecho y reclama un reconocimiento en las leyes de la Ciudad.

Cientos de artistas callejeros, de la calle y de los medios de transporte se concentraron en la puerta de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires para exigir que se apruebe un proyecto presentado en 2012 que establece el reconocimiento a la actividad que ellos realizan. Como no podría ser de otra manera la manifestación consistió en un escenario desde el cuál, mediante su arte expandieron su mensaje a los transeúntes, legisladores y asesores.

Desde las 12 hs. los artistas ambulantes de la Ciudad de Buenos Aires integrantes del Frente de Artistas Ambulantes Organizados (FAAO) , empezaron un festival para reclamar el tratamiento de una ley que cuenta muchos apoyos de diversos sectores políticos, pero también de organizaciones de músicos y artistas como Manu Chao y otros.

En los últimos días denunciaron situaciones de persecución en los subtes. “El Gobierno de la Ciudad no pudo echar a los artistas de los subtes usando a la Policía Metropolitana, entonces ahora decide prohibirlos en vagones y andenes, y utiliza un comunicado mentiroso, donde dice aplicar situaciones implementadas en subtes de otros países” dice un comentario en la página de Facebook La Música No Es Delito

También denuncian a un vecino, que desde su anonimato se presentó en el Ministerio Publico Fiscal del Gobierno de la Ciudad para hacer una denuncia por ruidos molestos. Los artistas consideran que la denuncia es sin fundamentos porque fue durante un día por la tarde en un espacio verde. Afirman que esto es abuso de autoridad y uso incorrecto, irregular y tendencioso del artículo 82 de la Constitución de la Ciudad.

Alejandro Cabrera Britos. Uno de los delegados de la organización convocante dijo “Para nosotros la cultura es un derecho, para el Pro es un negocio. Tal vez la música ayude a sensibilizarlos. Queremos que vean la realidad, los relatos y que la simpatía social es lo que hace que el arte en la calle siga”

Sobre la nueva organización de artistas ambulantes destacó que “hace poco el macrismo nos unió a base de represión censura y represión. En 60 días hubo 42 denuncias de violencia institucional que van en el abanico de correrse o bajarse de un vagón hasta secuestrarte los instrumentos. Por eso Conformamos el Frente de Artistas Ambulantes Organizados”.

Los que quieran escuchar a Jamaicaderos pueden hacerlo los Domingos a las 11 hs., algo que sorprende en relación a lugar asignado muchas veces a los músicos “Luchamos por la despomelización del artista” afirma Alejandro. “Queremos romper la idea de que el artista es un tipo que esta reventado. Somos laburantes”.

No faltó la referencia al proyecto de Comercialización de semillas de cannabis que tendrá tratamiento el próximo jueves en la Legislatura. “El autocultivo responsable y la ruptura de los narco negocios es algo muy importante. Se podría dar una formación de responsabilidad para el consumo. Es una hipocresía lo que pasa. Darle una legalidad es darle una protección. Lo que pasa en Uruguay es la parte negativa de la cuestión. A Monsanto no lo queremos. Se habla de un aroma mentolado que podrían generar para disimular el olor que desprende, ¿pero a cambio de qué?.” Sostuvo Alejandro

Esta no va a ser la única actividad. La asistencia multitudinaria, salieron muchos legisladores y hubo varios medios. El proyecto está desde 2012 y cuenta con el apoyo de todos los bloques menos del partido gobernante”.