Una carta contra la inseguridad

La organización Buenos Vecinos Balvanera realizó una reunión en una sala de la Comuna 3 con el objetivo poner en común la preocupación creciente por la inseguridad en el barrio y buscar posibles soluciones.

“Realmente han aumentado los delitos a partir de Julio, de una manera tremenda. Ahora se sumó la modalidad del delito de robo a mano armada”, denunció la vocera de la ONG Buenos Vecinos Balvanera, Gloria Llopiz Ortiz, en diálogo con Abran Paso.

La semana pasada ocurrió una sucesión de robos a una sucursal de cadena de supermercado, a dos panaderías y a otros locales comerciales. “Estamos preocupados y nos tenemos que organizar”, sostuvo.

Los vecinos invitaron al comisionado de la Comisaría Comunal 3, Osvaldo Masulli, y al sub comisario, Fabián Du Santos, para dar respuesta sobre el lugar que ocupa la organización del personal y los patrulleros en la calle.

Durante la reunión apuntaron a la reforma de las comisarías. “Vemos muchos menos policías en la calle y creemos que está directamente vinculado con aumento del delito, porque evidentemente un efectivo con su sola presencia disuade a los delincuentes”, destacó Llopiz Ortiz.

Durante la reunión, los vecinos aseguraron que conocen a muchos efectivos, con quienes habían logrado una gran cercanía. “Por eso podemos comprobar que están superados”, destacó la dirigente vecinal.

Para culminar la reunión los vecinos decidieron redactar una nota para exigir al jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, al ministro de Justicia y Seguridad, Martín Ocampo y a Marcelo D’alessandro, secretario de Seguridad de la Ciudad, una solución al tema. La nota fue acompañada por una gran cantidad de firmas que juntaron los vecinos que viven en los alrededores de la ex comisaría sexta.

El destacamento mencionado está cerrado por obra “Esto va directamente en contra de la seguridad de todos”, afirmó la vecina y agregó que esperan “alguna respuesta o reflexión y una devolución porque la vida de los vecinos de la de la Comuna 3 está en juego”.

La reforma de las comisarías pareció ser una buena idea al permitir cierta proximidad entre la Policía de la Ciudad y la Comuna, pero, es evidente que no se permitió la participación civil en dicho proceso y los resultados de su efectividad están a la vista.