Un tweet y varios reclamos

25398299_376749499444296_9066495977554007262_o (1)El presidente de la Junta Comunal 3 Carlos Breyaui visitó la plaza Velasco Ibarra y otros espacios verdes de la zona junto a funcionarios del Ejecutivo porteño. Un grupo de vecinos se presentó en la sede comunal al día siguiente para exigir soluciones definitivas de las roturas en instalaciones y en los juegos.

El calor de estos días calienta el asfalto y el cemento de los edificios que abundan la Comuna. Las altas temperaturas parecen no ayudar en la comunicación de los funcionarios y representantes del oficialismo.

Esta vez fueron los ánimos de un grupo de vecinos los que se irritaron por un post en la cuenta de twitter del presidente de la Junta Comunal 3 Carlos Breyaui. Cansados por las reiteradas “puestas en valor” fallidas, se presentaron en la sede comunal para reclamar soluciones definitivas en varias instalaciones que fueron reparadas con materiales de baja calidad y se volvieron a romper.

El polémico tweet dice “Recorrimos la Plaza Velasco Ibarra con @facucarrillo, @hernandezmarina y equipo. Es uno de los espacios de la #Comuna3 que estamos trabajando para recuperar”. El mensaje formó parte de una serie de post publicados en las redes sociales del Presidente  de la Junta Comunal sobre una recorrida por las plazas Martín Fierro, Velasco Ibarra, 1° de Mayo, González Tuñón y Fumarola junto al secretario de Atención y Gestión Ciudadana Facundo Carrillo y la subsecretaría de Gestión Comunal Marina Hernández.

“Es una plaza que ya pasó por muchas Puestas en Valor y los vecinos, cada vez que escuchamos esa palabra, tenemos miedo porque es una forma de sacar plata para arreglar las plazas y después no quedan bien”, cuenta Alberto Aguilera de la Red de Vecinos Manzana 66 a Abran Paso.

“Hubo reclamos por las glorietas que tienen maderas podridas, está todo a la vista y lo pintaron igual. Quieren que quede linda, pero se puede caer en la cabeza de cualquiera. Las cadenas y el gancho soporte de las hamacas están con hierro muy débil. En vez de cambiarlos, vienen, lo pintan y dicen que son nuevos”, agrega el referente barrial.

Hace algunas semanas se intentó hacer un torneo de fútbol. Los arcos estaban rotos y los vecinos decidieron juntar dinero para repararlos. Recolectaron más de $2000, compraron lo caños, pero solo alcanzaron a poner dos postes. “Esperábamos que venga la comuna a completarlo, pero no fue así”, destaca Aguilera.

El diálogo entre los vecinos y los funcionarios en la sede comunal continuó en la Plaza Velasco. Allí se acordó un compromiso para culminar los arcos que comenzaron a instalar los vecinos y reparar las cadenas de las hamacas.

Deja un comentario