Un Parque para La Estación

La Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó, en primera instancia, la creación de un espacio ambiental, educativo, productivo, cultural y de gestión en los terrenos ferroviarios ubicados en los barrios de Balvanera y Almagro. La iniciativa deberá pasar por una audiencia pública y luego se votará de forma definitiva en el recinto.  

El parque estará ubicado en los terrenos delimitados por la Av. Díaz Vélez, las calles Gallo, Tte. Gral. Juan D. Perón, Tomás Manuel de Anchorena, el límite con el Área Operativa Ferroviaria de la línea del Ferrocarril Sarmiento y Sánchez de Bustamante.

Las obras que se  desarrollen para la concreción del Parque de la Estación deberán propiciar el desarrollo de un Plan de Manejo, a partir de un proceso de diseño participativo activo abierto a la comunidad.

En el artículo 6 del proyecto aprobado se establece el desafío de generar la mayor superficie posible de espacio verde público, reciclar el uso de las edificaciones ferroviarias de carácter patrimonial, propiciar la integración de actividades físicas, expresiones culturales, sociales, educativas, de recreación y servicios en las Comunas 3 y 5 y valuar la restauración y puesta en valor del puente peatonal actual, que conecta la calle Sánchez de Bustamante a ambos lados de las vías.

En el artículo 7 se declara al Parque de la Estación y a la Plazoleta Julio Cesar Fumarola, como Unidad ambiental, educativa, productiva, cultural y de gestión Parque de la Estación”, conformado por su patrimonio que incluye los ámbitos físicos integrados por el espacio verde público y reconociendo la organización social e institucional que se viene desarrollando en forma continua desde el año 2000 en la promoción de creación de dicho parque de modo abierto y participativo.

El diseño y la gestión del Plan de Manejo del Parque de la Estación estará a cargo de la Mesa de Trabajo y Consenso (MTC), como instancia de participación abierta y pública ad honorem. Este espacio estará integrado por un/a administrador/a designado por el por el Ministerio de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, representantes de las diferentes áreas del Gobierno de la Ciudad que tengan injerencia, los/as miembros de la Junta Comunal a cargo de las Áreas de Participación de las Comunas 3 y 5, las personas, grupos, organizaciones políticas, educativas, deportivas y sociales inscriptas en los Consejos Consultivos Comunales de las Comunas 3 y 5; y que expresen voluntad y/o vínculo en el interés público de la gestión del parque.

En el 2000 se realizó el primer pedido institucional para la creación de un parque público, en los terrenos de la Estación 11 de Septiembre del Ferrocarril Sarmiento.

En 2001 anunció la obra de una primera sección del Corredor Verde del Oeste (CVO), desde la calle Sánchez de Bustamante hasta la calle Gascón, con la intención de techar la trinchera del ferrocarril y generar un espacio verde público lineal sobre el recorrido ferroviario. La obra se licitó y adjudicó en 2004, luego se presentaron inconvenientes técnicos no previstos en el pliego licitación, y la obra fue cancelada.

La propuesta del CVO había surgido desde un conglomerado de asociaciones vecinales a principios de la década del 90 del siglo pasado, proponiendo un parque lineal sobre el recorrido de la línea ferroviaria Sarmiento, techando donde ya estaba hecha la trinchera a cielo abierto y  soterrando donde circula al mismo plano de las calles. El CVO fue incluido por el Consejo del Plan Urbano Ambiental. En 2006 el Gobierno Nacional adjudicó las obras del soterramiento del ferrocarril Sarmiento, que arrancarían en Haedo.

A lo largo de todos estos años, la comunidad de las actuales Comunas 3 y 5 han mantenido vivo el reclamo con un conjunto muy amplio de instituciones políticas, culturales y sociales, y vecinos de los barrios involucrados. Estas acciones conllevaron a que se sancionara la ley 4944 de rezonificación como distrito Urbanización Parque al predio en cuestión, por parte de esta Legislatura.

En junio de 2014, el gobierno porteño anunció el lanzamiento del plan Buenos Aires Verde, que prevé dotar a la ciudad de 400.000 árboles más y 78 nuevos parques, de manera que todos los vecinos tuvieran una plaza a menos de 350 metros de su casa. Los lineamientos del plan fueron ordenados en un proyecto de ley que redactó el Consejo de Plan Estratégico (COPE). Sus ejes son la movilidad sustentable, el tratamiento de residuos urbanos, el cuidado ambiental y la promoción de energías limpias.

En la ciudad hay 371 plazas, muchas de ellas en malas condiciones, pero se estima que en los próximos diez años se ampliarían a nuevos 78 espacios verdes.

A partir del estudio de indicadores de sustentabilidad urbana que desarrollo el propio COPE, se establece zonas prioritarias para el desarrollo de las macromanzanas, se identifican las zonas deficitarias para la localización de nuevas plazas de proximidad, así como puntos de ubicación posibles para materializarlas con el transcurso del tiempo.

Los informes relevados, indican que las Comunas 3 y 5 son las de más bajo promedio de espacios verdes públicos de la Ciudad, y este déficit puede paliarse, en parte, con el Parque de la Estación, como también con la posibilidad de retomar la construcción del CVO.

La propuesta del Parque de la Estación en estos últimos años, ha sido apoyada tanto por las Juntas Comunales de las Comunas 3 y 5 y sus respectivos Consejos Consultivos, a través de declaraciones formales, que han sido impulsadas por las permanentes reuniones que se realizan por los Vecinos por el Parque de la Estación, que se vienen reuniendo periódicamente en la parroquia de la iglesia Tránsito de la Santísima Virgen.

La necesidad de materializar de modo urgente el Parque de la Estación no sólo responde a cuestiones ambientales, sino que también sociales y culturales, ya que la calidad del espacio público hace a la ciudad posible de un mejor vivir. El hacinamiento urbano de la ciudadanía que vive en la zona es evidente y altamente preocupante. Este parque modificaría sustantivamente la calidad de vida de las personas que lo podrían disfrutar.

Para la realización de esta ley se tomaron las referencias de la creación del parque de Flora Nativa Benito Quinquela Martín, que se realizó a través de la metodología de diseño participativo y compuesto por flora nativa rioplatense; así como también del modelo de gestión del parque Avellaneda, con su modelo de “Mesa de Trabajo y Consenso” para el Plan de Manejo del parque. Ambas situaciones fueron plasmadas a través de leyes, que expresaron profusa actividad vecinal y política que las impulsaron.

La creación del Parque de la Estación salda una deuda pendiente de la Ciudad con los barrios que forman parte de las Comunas 3 y 5. No puede demorar más su concreción y el espíritu de esta ley no solo es ese, sino que también considerar como valor agregado procedimientos para su diseño como gestión posterior, que respete, valore y fortalezca la participación ciudadana que ha sostenido el reclamo.

Deja un comentario