Un informe revela deficiencias en las colonias de verano de porteñas


La defensora adjunta de la Ciudad, Graciela Muñiz, explicó las falencias registradas por los relevamientos hechos en los predios donde se llevan a cabo las actividades de verano para los chicos. “El principal problema es de infraestructura; la falta de interés es indignante”, declaró.
Muñiz detalló los puntos fundamentales del informe presentado al Ministerio de Educación y la Subsecretaría de Deportes de la Ciudad: “hay cosas que se podrían solucionar rápidamente como la suciedad, los vidrios rotos, el pasto alto o los matafuegos vencidos, pero lo preocupante es el desinterés en la infraestructura de los parques y predios para poder llevar a cabo las colonias”.
La funcionaria pública remarcó dos dilemas principales: la falta de previsión e inversión por parte del Gobierno porteño. Argumentó la denuncia al ejemplificar la ineficiencia de las autoridades con los casos del Parque Sarmiento, al que asisten unos 4000 chicos mientras se llevan adelante obras donde se llena el predio de camiones, se cavan pozos profundos y se desparrama tierra por todo el lugar; o el Parque Avellaneda, que nunca pudo recuperar el centro de jubilados devastado por una tormenta en abril de 2011 y donde las canchas de básquet no tienen aros y se utilizan para depositar las bolsas de basura.
Según Muñiz, otro caso revelador es el del Club San Jorge, del barrio de Saavedra: “ellos dicen haber recuperado este lugar, sin embargo ese espacio, que está en obra también, tiene solamente seis sanitarios, para 1200 chicos”, acusó. Afirmó que el consultorio médico no cuenta con los elementos indispensables para realizar los primeros auxilios: “No hay ni una camilla, no hay tubos de oxígeno; eso sí es alarmante”.
La adjunta reelecta de la Defensoría remarcó que las actividades pueden desarrollarse únicamente gracias al “excelente material docente y humano” que trabaja en las colonias. “Los chicos están bien gracias a los profesores que hacen que de la nada los niños puedan disfrutar; su trabajo debe ser pedagógico, no deben actuar además como médicos o electricistas; ni estar atentos a los caminos para que un chico no se les caiga en un pozo”, declaró.
Muñiz manifestó que desde la Defensoría ya han presentado estas inquietudes. “No solo se las enviamos por oficio al Gobierno de la Ciudad, sino públicamente, a través de los medios, donde contamos los resultados de nuestro relevamiento en estos lugares”, explicó.
Señaló como funcionarios responsables de atender a los reclamos denunciados al Ministro de Educación de la Ciudad Esteban Bullrich, y al Subsecretario de Deportes Francisco Irrazaval. “No es la primera vez que hacemos recomendaciones con este tema, ya hemos presentado informes explicando la situación y lo cierto es que no ha mejorado mucho”, aclaró.
“Lo que haremos de cara al futuro es continuar con los relevamientos y ver si hay cambios. De no haberlos, recurriremos a la Justicia”, sentenció.