Un camino para resolver la falta de vacantes en la Ciudad

Abrirá la escuela ubicada en un predio abandonado de Parque Patricios recuperado por la comunidad educativa, ante la falta de cupos en los colegios de la zona sur de la Ciudad de Buenos Aires, para brindar posibilidades de escolarización a niños de nivel preescolar.  

En febrero de 2014, el inmueble de la calle Manuel García entre Los Patos y Uspallata, estaba en desuso y un grupo vecinos y docentes, junto a organizaciones sociales y sindicales, lo tomaron para transformarlo en una escuela pública y en asamblea resolvieron llamarla “Carlos Fuentealba”, nombre del maestro asesinado durante una represión policial en la provincia de Neuquén en el 2007.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires confirmó que la Escuela pública recuperada Carlos Fuentealba de nivel inicial perteneciente al Distrito Escolar N° 5, ubicada en la calle Manuel García 370, comenzará sus clases el lunes por la mañana.

Durante tres años, la comunidad educativa junto a las organizaciones sociales y políticas dieron pelea para recuperar esta escuela. Primero ocupando el edificio abandonado, después en la Legislatura, luego destrabando los trámites burocráticos con el Ministerio de Educación porteño para que no se paralicen las obras y para que se designe la planta docente.

“Esta disputa se pudo resumir en una oración, pero fueron más de mil días con todas las formas de peleas que encontramos para que el Gobierno se hiciera cargo” señalaron los vecinos y docentes en un comunicado. “Hoy podemos decir que hay 100 vacantes asignadas, que la Fuentealba será un escuela pública de nivel inicial de jornada completa para salas de 3 y 4 años”.

El docente Joaquín Malamud en diálogo con Abran Paso destacó: “Ese edificio había quedado abandonado porque quedó como institución escolar hasta 2009, algunas escuelas lo usaban mientras hacían refacciones para movilizar a sus alumnos”. “Ocupamos la escuela, pero para poder ser escuchados tuvimos que tomar otros terrenos ociosos que tiene el Ministerio de Educación de la Ciudad” agregó.

“Queremos aclarar que en la Ciudad de Buenos Aires hay 11 mil chicos en edad escolar sin vacante. Eso no se soluciona sólo con la Escuela Fuentealba, nos quedan muchos sobre todo en las villas” afirmó el docente.

Según los creadores del nuevo establecimiento educativo hay muchos edificios similares al de Manuel García al 300. Muchos de ellos fueron abandonados por el Estado en 2009, pero podrían estar llenos de alumnos estudiando.

“El número de niños y niñas sin vacantes crece año a año, pero estamos seguros de que es un triunfo simbólico para ir por todo” aseguraron los maestros.

Los problemas que atraviesan los vecinos con respecto al sistema educativo de la Ciudad son crecientes. Ante las deficiencias del sistema estatal muchos padres optan por la escuela privada.

La participación de la comunidad para intentar resolver esta problemática es determinante y demuestra el rol activo que ocupan las personas que viven en cada territorio para afrontar los inconvenientes que se presenten a diario, y que se repiten, ya que se trata de problemas estructurales.