Un cambio de nombre para el pasaje de San Cristóbal

Captura de pantalla 2017-11-30 a las 11.55.57El diputado de la Ciudad Gabriel Fuks presentó un proyecto para denominar “Misioneros Pasionistas” al pasaje Uriburu.

El proyecto de Ley que tiene por objetivo modificar el nombre del actual “Pasaje Uriburu”, desde la numeración ochocientos uno al Novecientos, entre las Avenidas Independencia y la calle Estados Unidos, por el de “Misioneros Pasionistas”.

Según los fundamentos de la iniciativa parlamentaria el objetivo es hacer “una reivindicación a la labor centenaria del grupo humano que los Pasionistas representan con su diaria labor. Los Misioneros Pasionistas han sido el reflejo de una lucha, de una Iglesia que representa el verdadero sentir del valor de los hombres que asumen el compromiso de la necesidad del prójimo y por ende, han demostrado durante los años más difíciles de la dictadura militar, que han brindado con coraje un lugar para la reflexión y la contención de aquellos que eran marcados y perseguidos por un modo de pensar diferente. La lucha de los Misioneros Pasionistas fue durante años un ejemplo y compromiso con la vida, de la mano de una construcción de una sociedad más justa y solidaria”.

Además, el pasaje Uriburu que hoy pretende ser modificado por el de Misioneros Pasionistas, desemboca en forma directa en la puerta de la Parroquia de la Iglesia Santa Cruz, donde se desarrollaron hechos de desaparición forzada de las personas que integraban el llamado “grupo de la Santa Cruz” en manos de Alfredo Astiz y su grupo de tareas, siendo el hecho del nombre una reivindicación de aquellas víctimas y de los luchadores que junto a los Misioneros Pasionistas, no solo plantaron la bandera de la dignidad sino que codo a codo fueron manteniendo y recibiendo a todos aquellos que sufrían los embates dictatoriales, sin preguntar, sin juzgar y sin opinar, con la noble sensibilidad de la palabra sufriente que era el único requisito exigido para formar parte de la comunidad.

“Por medio de esta iniciativa, le estaremos rindiendo homenaje a todos los sacerdotes, que hicieron la opción de vida por la Comunidad Pasionista,  quienes con su diaria labor fueron enseñando a todos que la Iglesia es un compromiso con la vida y con la lucha contra la desigualdad, que la pobreza, la falta de libertad y el agravio a los derechos humanos básicos es inaceptable en la sociedad actual”, agregaron en el proyecto.

Hoy, los Misioneros Pasionistas han marcado un camino hacia la libertad y es la comunidad, el barrio, las organizaciones sociales y todos los ciudadanos de Buenos Aires, quienes buscan rendir un homenaje a todos aquellos sacerdotes que integrando una comunidad, en forma colectiva, lograron dejar en alto todo aquello que significó la lucha de una iglesia social y cristiana, donde lo social esta por encima de lo individual.

“Merece nuestro más sincero reconocimiento y sentido de gratitud por su aporte vivo y constante, a la labor cotidiana, a la lucha por la libertad, contra las desigualdades y exclusiones sociales y la defensa encarnizada de los derechos humanos, en la actualidad y en el pasado, lo que seguramente continuará en el futuro, porque la esencia Pasionista es el trabajo y compromiso con la vida”, concluyen en los fundamentos del proyecto.