Un bloque legislativo para empezar la unidad

01 CGT

Las tres CGT mantuvieron una cumbre en la sede de Azopardo con el objetivo de avanzar en el proceso de unificación de las centrales. También aprovecharon para hacer una primera valoración del Gobierno de Mauricio Macri.

La reunión contó con la presencia de los Secretarios Generales de las Centrales, Hugo Moyano, Antonio Calo y Luis Barrionuevo. Participaron también senadores y diputados de origen gremial que hoy integran diversos bloques en el Congreso de la Nación: el senador nacional del Movimiento Popular Neuquino, el petrolero Guillermo Pereyra, el diputado del Frente Renovador, Marco Lavagna, sus pares de bancada Graciela Camaño y Facundo Moyano, y el dirigente Juan Carlos Smichd, entre otros.

La iniciativa no contó con el apoyo de algunos gremios de la CGT, Caló y de los diputados sindicales Oscar Romero (Smata) y Alberto Roberti (Petroleros).

Durante el almuerzo realizado en la sede gremial del barrio porteño de San Telmo, los gremialistas trazaron tres objetivos. Defender el nivel de empleo, realizar acciones legislativas con el objetivo de tratar la modificación del Impuesto a las Ganancias en la Cámara de Diputados y avanzar en el proceso de reunificación de la CGT.

Los matices entre los tres sectores salieron a la luz a la hora caracterizar la política del Gobierno de Mauricio Macri. “Nosotros vinimos a plantear nuestra preocupantes situación que viven los metalúrgicos, pero también la industria nacional en nuestro país;  desde el 10 de diciembre a la fecha no hubo ningún anuncio del gobierno en cuanto a la defensa de la Industria Nacional. Nosotros planteamos que se tomó la decisión, en forma indiscriminada, de hacer una apertura comercial, de permitir que se importen productos, eso destruye la industria, el empleo y ante esa situación estamos obligados a advertir al Gobierno nacional de la gravísima situación que tiene nuestro país” destacó Abel Furlan, miembro de la Comisión Directiva de la UOM.

Semejante pronóstico no pareció corresponderse con las declaraciones que el Secretario General de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte, Juan Carlos Schmid había realizado minutos antes: “Sería aventurado que nosotros a 60 días hagamos un pronóstico a mediano plazo del Gobierno”.

De todas formas el dirigente no evitó hacer algunas caracterizaciones de la gestión machista: “Si la inflación no empieza a estar en un cauce más o menos normal, todas sabemos que esto desemboca en una crisis política. Hay una velocidad para tratar temas de determinados sectores económicos, y una velocidad más gradual para discutir temas que tienen que ver con lo social. Esto genera irritación”

En diálogo con Abran Paso, Schmid descartó la posibilidad de realizar medidas de fuerza. Consultado por el contexto de la inflación, las paritarias, los despidos en el Estado y las contradicciones del anuncio en ganancias, el dirigente enfatizó que ellos son una Confederación que espera la demanda de sus sindicatos de base, “La verdad es que hoy por hoy nadie habla de paros” consideró.

El secretario general del Sindicato de la Sanidad y diputado del Frente Para la Victoria Hector Daer fue el encargado de presentar el plan legislativo. El objetivo es crear un observatorio laboral y juntar todas las firmas posibles para que el tema Ganancias se trate en el primer semestre de las sesiones parlamentarias.

Los gremialistas conformaron un bloque de diputados de diversos partidos de origen gremial con el objetivo de lograr el consenso de la mayor cantidad de bloques; estiman que, salvo Cambiemos, todos estarían dispuesto a tratar el tema, por lo que obtendrían el quórum necesario pese al rechazo del Ejecutivo, que ya planteó sus intenciones de no abordarlo este año.