Un anuncio con poca ganancia

00 Impuesto Ganacias

El presidente Mauricio Macri anunció modificaciones en la cantidad de trabajadores afectados por el Impuesto a las Ganancias. También se realizaron modificaciones para que las Asignaciones Familiares alcancen a 1.200.000 chicos.

“Decidimos elevar el mínimo no imponible a $30.000 un 160 % de aumento. Alguien que ganaba $21.300 netos va a pasar a ganar $26.600 netos a partir del primero de marzo y retroactivo al primero de enero” destacó Mauricio Macri en el inicio de un acto breve en la Casa Rosada.

“Lo segundo es ocuparnos de los que no son alcanzados por el Impuesto a las Ganancias en función de la niñez. Queremos asegurarnos que cada niño de este país tenga acceso a la mejor estimulación, al mejor crecimiento y la mejor educación. Para eso tomamos la decisión de ampliar las asignaciones familiares a 1.200.000 chicos y que alcance en la primer categoría a 900 mil familias” agregó antes de soltar los aplausos de los presentes.

Antes había dedicado algunas palabras a realizar un diagnóstico de la situación en la que recibió la economía, “estamos acá para anunciar algo que tiene que ver con un viejo reclamo de los trabajadores. Esto cruza los efectos que ha tenido la perversa inflación en nuestra comunidad. Estamos comprometidos en reducir la inflación a la mayor velocidad posible porque afecta nuestra capacidad de crecimiento. El gobierno anterior además de robar el salario con la inflación lo hacía con el impuesto a las ganancias” El presidente citó el ejemplo de una trabajadora de la salud afectada por el impuesto a las ganancias y consideró este anuncio como un primer paso.

Desde temprano se alojó una destacada delegación gremial encabezada por Hugo Moyano y seguida por Gerónimo Venegas, Armando Cavallieri, Roberto Fernández, Julio Piumato y Omar Maturano. También llegaron gobernadores de todos los colores, Gildo Insfran, Juan Manzur, Juan Urtubey, también diputados como Marco Lavagna y Dario Giustozzi. Antonio Caló argumentó razones personales para fundamentar su inasistencia.

Según la información brindad por la Administración Federal de Ingresos Públicos 180 mil ciudadanos dejará de pagar el impuesto y el costo fiscal será de $ 49.077 millones.

En el caso de los solteros, comenzarán a tributar Ganancias cuando sus salarios superen salarios netos de $ 18.880. El caso de las personas solteras que en la actualidad no pagaba Ganancias, pese a cobrar más de $ 30.000, ahora sí lo deba hacer ya que su inclusión o no en el tributo estaba anclado con el sueldo percibido en los primeros ocho meses de 2013.

Es decir, si una persona cobraba $14.900 en ese período y luego tuvo aumentos por paritarias no estaba afectada por el impuesto. En cambio, si esa parte de los contribuyentes ahora cobra más de $ 22.656 en bruto y $ 18.880 de bolsillo, deberá pagar el polémico impuesto.

Ante una consulta periodística, el titular de la AFIP, Alberto Abad, respondió dubitativo que “puede ser” que trabajadores que antes no pagaban el impuesto a las Ganancias, ahora sí estén alcanzados por el tributo.

El funcionario dijo que es “imposible” definir cuántos trabajadores podrían estar en esa situación porque “hay que analizar caso por caso”. De todas maneras, según Abad, “no será una cantidad importante”.

El propio Hugo Moyano se encargó de poner paños fríos con respecto al anuncio, “A Veces uno siempre pretende algo más. Pero se le devuelve a muchos trabajadores algo que el gobierno anterior les había quitado que es la asignación familiar. Es un avance, faltan todavía muchos temas” También agregó que la discusión paritaria la va a tener que discutir cada sindicato y que ellos van a reclamar un 32 % más allá del anuncio.

Dirigentes sindicales de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) consideraron al cambio en el gravamen como “un gesto“, el cual, sin embargo, “no es suficiente”.

Así lo expresaron por la cuenta oficial de Twitter (@CATT_Prensa) el ferroviario Omar Maturano, el aeronáutico Juan Pablo Brey y el portuario Roberto Coria, todos presentes en la Casa Rosada al momento del anuncio del Presidente de la Nación.

“Es un avance mínimo, Mauricio Macri debe cumplir la promesa que hizo durante su campaña y eliminarlo”, expresó Omar Maturano (Fraternidad).

A través de las redes sociales de la CATT, confederación que aglutina a más de una veintena de sindicatos del sector aéreo, marítimo, fluvial,  y terrestre, los distintos dirigentes gremiales reconocieron que, a pesar de ser una señal a uno de sus principales reclamos, el cambio en el mínimo no imponible no es una respuesta de fondo al reclamo sectorial.

También se expresó la CGT liderada por Antonio Caló. En palabras del líder de la Unión Obrera Metalúrgica consideraron a la decisión como un buen inicio para empezar. “Yo creo que la solución para todos los que pagan el Impuesto a las Ganancias es la corrección de la categoría. El día que vaya al Congreso nosotros vamos a acompañar y vamos a ir a opinar”

El dirigente metalúrgico también opinó sobre la posibilidad de atenuar los reclamos salariales a partir de los anuncios. “Casi toda la UOM quiere pagar el Impuesto a las Ganancias. Eso quiere decir que los salarios son muy bajos. Esto no compensa. Hay trabajadores que ganan $ 8.000”

La Asociación de Empleados Fiscales e Ingresos Públicos consideró dicha medida como un primer paso para el análisis en profundidad de las distintas variables que componen el impuesto.