SE APROBÓ LA CREACIÓN DE LA UNIDAD DE EVALUACIÓN EDUCATIVA

Con los votos del PRO, la mayoría de UNEN y CONFIANZA PÚBLICA, la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires sancionó la Ley que crea el Instituto de Evaluación Docente. Abran Paso estuvo en el Palacio Legislativo Porteño y se metió en la salsa del debate.

Al recinto llegó un nuevo proyecto que no fue tratado en comisión. Se trata de una propuesta acordada a partir de algunas modificaciones que María Eugenia Estensoro le hizo al proyecto del oficialismo. Así los diputados de UNEN relegaron el proyecto que presentaron hace una semana en la reunión conjunta de la comisiones de Educación y Presupuesto. El resto de los legisladores no tuvieron acceso al texto.

Durante la sesión Graciela Ocaña de Confianza Pública argumentó su voto a favor del texto del PRO “Se ha trabajado con consenso. Se establecieron fines y objetivos, quedo claro que el Ministerio de Educación es el responsable de las políticas educativas y de evaluación. Creemos que la generación de indicadores y estadísticas es algo central para la evaluación de los resultados. Hay que evaluar todas las políticas públicas, necesitamos recuperar la cultura de la evaluación. Es central para una política eficiente”

Los cambios con respecto al proyecto inicial presentado por el bloque mayoritario tiene que ver con el establecimiento funciones de la unidad de evaluación, determinar la duración de 5 años del mandato del director del instituto, realizar la selección del mismo a través de un concurso público de antecedentes, establecer un mecanismo para que cualquier ciudadano que muestre un interés sobre las personas que están nominadas en el concurso puedan acceder, establecer un consejo asesor, crear un consejo académico que va a cumplir un importante papel en la fijación de líneas de acción e incorporar al personal que estaba en planta transitoria a este nuevo instituto.

“Mi voto negativo. No podemos aceptar que la educación pública haciendo agua” Afirmó Virginia Gonzalez Gass. Para explicar por qué no siguió la decisión de sus compañeros del bloque UNEN. “Hay varios puntos que me preocupan. Este proyecto me recuerda a recomendaciones del OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) de 1990. Se marca que la educación debe tener norma de competencia entre las instituciones educativas y declinación de las condiciones de equidad. Este proyecto de ley conlleva a que la educación tenga un carácter punitivo, a que existan pruebas estandarizadas, el sistema de evaluación se aplicó en México y fue lamentable el resultado. También en Colombia y Chile. En este último país la política de Milton Fridman se está intentando modificar. También me preocupa que se implemente la Nueva Escuela de Calidad. Durante muchos años evitamos que ingrese la Ley Federal de Educación y ahora eso se está modificando” completó la diputada del Partido Socialista Auténtico.

 

Uno de los puntos más sorpresivos fue la ausencia de muchos docentes y la división que imperó entre los sindicatos. Solo uno de ellos convocó a paro para ese dia, ADEMYS. “Hemos hecho los mayores intentos para lograr la unidad de acción que no prosperó. Lamentablemente, el resto de los sindicatos que dicen representar a los trabajadores de la educación, no respondieron de forma positiva a nuestra propuesta de tomar medidas de lucha contundentes y que nos hubieran mostrado unidos frente a este ataque” detallaron en un comunicado.

Los sistemas de evaluaciones externas, estándares y censales, para medir desempeño, prácticas docentes y rendimiento de alumnos que se aplican desde hace 20 años en EEUU, Chile, y España, entre otros países.

La Ley Wert o Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (2013) en España es una nueva avanzada de estos modelos. Establece que los títulos de egreso de la secundaria tendrán diferentes valoraciones según el tipo y resultado de evaluaciones a los que se somete a los alumnos al final del ciclo medio de escolaridad.

Argentina ocupa el lugar 59 de 65 países en la pruebas P.I.S.A. (2012). El enfoque metodológico de las pruebas PISA señalan que 3 variables del núcleo familiar (ESC: ingresos Económicos, estabilidad laboral -Stability- y nivel Cultural) son los factores centrales de la varianza en los resultados de las pruebas.

Finlandia e Inglaterra tienen niveles de inversión del PBI en educación similares e iguales niveles ESC. Pero la varianza en Inglaterra es del 30% y en Finlandia es del 5%. Esto se debe a que en Inglaterra la competencia por ranking público de escuelas a partir de las evaluaciones censales  ha profundizado la fragmentación del sistema. En Finlandia, uno de los mejores resultados de las PISA no hay evaluación externa, tiene solo 5% de educación privada y 5% de pobreza. La docencia cuenta con jornada laboral que incluye tiempo para el trabajo colaborativo, la capacitación docente y la preparación de clases en su jornada laboral.

La fundadora de este sistema en E.E.U.U., Diane Ravith afirmó en su libro The death and life of the great American school system: how testingand choice are undermining education, Basic Books, Nueva York. “Este sistema de evaluación no beneficia a los niños, quienes aprenden a dominar las pruebas más que las materias correspondientes… La lectura y el cálculo se volvieron prioritarios. Los docentes, conscientes de que estas dos materias deciden el futuro de su escuela y por lo tanto de su empleo, descuidan las otras. La historia, la literatura, la geografía, las ciencias, el arte, las lenguas extranjeras y la educación cívica son relegadas al rango de materias secundarias”.