Trabajadores denunciaron la saturación del Hospital Ramos Mejía

Realizaron una asamblea y una radio abierta el miércoles, exigiendo un plan sanitario digno, el pase a planta de los contratados, la reapertura del jardín maternal y que se mantenga la provisión de elementos de protección, entre otras demandas.

En el Día Mundial de la Salud y en medio de la segunda ola de COVID 19, trabajadores y delegados de Sutecba se manifestaron en la puerta del Hospital Ramos Mejía, ubicado en Gral. Urquiza 609 (Balvanera, Comuna 3), pidiendo un plus sanitario digno para la primera línea, que se considere insalubre el trabajo hospitalario, el pase a planta de todos los contratados, la reapertura del jardín maternal, concursos para el ingreso de personal y que se mantenga la provisión de Elementos de Protección Personal en cantidad y calidad.

Previo a que comience la actividad de radio abierta que se realizó en el establecimiento, Claudio Gómez, Secretario de la Comisión Interna de Sutecba, aseguró que en el centro de Salud hay 12 de 16 camas de terapia intensiva ocupadas. En este sentido, destacó:“No queremos que se nos muera nadie, ni un trabajador. Por eso, vamos a reforzar los pedidos”. En cuanto al jardín, el delegado exigió su reapertura y aseveró que su cierre perjudica a las trabajadoras, que tiene que caminar más de seis cuadras para dejar a sus niños en otro lugar, en medio del repunte de positivos.

Por otro lado, apuntó: “También queremos decir que es injusto que nuestros compañeros contratados tengan todos los meses el corazón en la boca pensando que a fin de mes se les vence el contrato y se queden sin trabajo, cuando en este hospital hacen falta esos compañeros que han hecho frente en las salas de internación. Hay una terapia que está completa por contratados. Como puede ser que la Ciudad de Buenos Aires, una de las que más recauda, siga teniendo contratados en la salud pública en una institución donde el 90% de los pacientes son internados por coronavirus”..

En este sentido, expresó que el personal está extenuado física y psicológicamente, y que vienen trabajando en malas condiciones desde hace muchos años. “Ya en el 2020 estábamos agobiados, con un recurso humano muy justo”, expresó Gómez. Pero a esto se le suma que durante la pandemia muchos profesionales debieron pedir licencia por ser de riesgo, y su ausencia se notó. Por ello, le piden al Gobierno porteño que descongele las vacantes de 100 puestos de trabajo, para enfrentar esta nueva subida de casos.

“Hoy salimos a la calle México y la verdad da tristeza ver más de 150 metros de cola para presentarse en la Unidad Febril de Urgencia (UFU). Es terrible esta oleada, nunca pasó algo así, y vemos que la situación se repite en otros hospitales. Lo que vemos es que rápidamente se están saturando todo”, denunció, a la vez que reafirmó: “Queremos decirle al gobierno que vamos a salir, no nos va a parar la pandemia. Queremos que nuestros compañeros no se contagien y para eso necesitamos que nos brinden los equipos de protección personal en cantidad y calidad, como corresponde”.