Toma de viviendas y acampe en Bahía Blanca

Desde comienzo de año, 226 familias tomaron las viviendas pertenecientes al plan federal de 550 casas que estaba paralizado en su construcción desde hace dos años. Así evidenciaron uno de los principales problemas en la ciudad: la falta de viviendas y terrenos para más de 9000 familias. El gobierno no ha dado respuesta y el reclamo sigue.

El plan, está dividido en 5 grupos de casas a lo largo de la Avda. Arias separados por la misma. La propuesta de los ocupantes de las viviendas, fue desde un inicio que se les entregaran las mismas para que ellos terminaran su construcción y al finalizarlas, comenzar a pagarlas; dado que los materiales están en los predios donde se encuentran las construcciones.

Luego de una semana sin diálogos entre la municipalidad y los ocupantes, por orden del gobierno municipal la policía procedió a cercar el predio, además cortar los servicios básicos como la luz y el agua. Así convirtió a los predios en verdaderos guetos, al estilo de la metodología aplicada en el “Parque Indoamericano”, ya que se impedía el ingreso y egreso de personas y víveres, y además bajo amenaza de perder cualquier beneficio otorgado como planes sociales, asignaciones, etc.

Esta toma de viviendas, se da en el marco de un enfrentamiento abierto entre el “caudillo” local Dámaso Larraburu y el gobierno provincial de Scioli, cuyo ministro de la producción Cristian Brenteintein es el intendente electo, en uso de licencia.

Según datos del propio gobierno municipal, el déficit habitacional en Bahía Blanca alcanza 9400 familias. La toma de estas viviendas es sólo una muestra de la profundidad del problema, puesto que hace 6 meses hubo una toma de terrenos públicos por parte de 600 familias.

La municipalidad ofertó a los acampantes pagarles un alquiler hasta que les entreguen las viviendas. Aparentemente esta oferta sembró confusión entre aceptar o no, en tanto el acampe continúa y, como se dijo al comienzo, es solo una muestra de lo que representa uno de los principales problemas en la ciudad, que es la falta de viviendas y terrenos para más de 9000 familias.

Deja un comentario