Toma de Villa Lugano: sin acuerdo

Los vecinos de la toma resistieron la orden de desalojo que dictó en el día de ayer el juez Gabriel Vega. Pese a que imaginan que puede haber represión policial al desalojarlos, los referentes y vecinos en la toma decidieron quedarse para seguir pidiendo las tierras.

El juez contravencional Gabriel Vega, ordenó el “inmediato desalojo” del terreno tomado en el barrio porteño de Villa Lugano y encargó a la Fiscalía general que decida que decida cual es la fuerza que se ocupará del desalojo “pacífico” del predio.
El referente del Movimiento de Villas al Frente, Carlos Fernández, habló con “Nadie nos invitó” y dijo que “el 27 de febrero al mediodía se venció el plazo para que los vecinos desalojen el predio tomado en Villa Lugano. Pero finalmente no se irán, van a resistir, aunque imaginan que puede llegar a haber represión en cualquier momento”.

Vega informó que la propuesta del gobierno porteño no fue aceptada por los vecinos. Dicha propuesta consiste en censar a la población de la toma para luego hacer un plan de viviendas. “Después de la experiencia de los vecinos que tomaron el Parque Indoamericano, la gente que está en el predio de villa lugano no quieren repetir la estafa”, explicó el referente al respecto de la negativa a aceptar el censo.

Por último, Gabriel Vega contó que en la toma hay aproximadamente 500 familias, ya que en el día de ayer comenzaron a llegar más familias al lugar. Algunos de los ocupantes contaron que subsisten con la ayuda de los vecinos en cuanto a agua potable, alimentos y necesidades básicas.

Freddy, delegado de los ocupantes del predio lindero a la villa 20, habló con el programa código de barras y expresó que “no estamos pidiendo lujos, pedimos un pedazo de tierra”.