Todo está plantado en la memoria

Al cumplirse 45 años del Golpe, organismos de Derechos Humanos convocaron a toda la sociedad, instituciones y organizaciones de la sociedad civil a sumarse a la campaña Plantamos Memoria: “Este 24 de marzo, sembremos 30 mil árboles por nuestrxs 30 mil compañerxs detenidxs desaparecidoxs y por el futuro”. Este fue el segundo 24 de marzo en pandemia, por eso, esta campaña quiso evitar concentraciones muy masivas de personas, pero también, mantener viva la memoria colectiva a través de actividades en las plazas y calles de los barrios de la ciudad.

La idea fue que ningune se quede afuera, ni siquiera aquelles que no pudieran salir o acercarse a las actividades de su barrio. Por eso, las redes sociales (virtuales) también fueron un espacio para que muches compartieran sus fotos y videos plantando memoria: “Pueden ser actividades públicas organizadas entre vecinxs, integrantes de un club, escuela, sindicato, organizaciones de la sociedad civil e instituciones, siempre cumpliendo con los protocolos que el D.I.S.P.O impone. Pero también lxs invitamxs a plantar memoria en el ámbito privado, en la maceta de un balcón, ventana, en el jardín, en la vereda de sus casas”.

Los organismos convocantes fueron Abuelas de Plaza de Mayo y Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, H.I.J.O.S. Capital, entre otros. Y además, explicaron en el comunicado por qué -además de por la pandemia- eligieron plantar memoria: “En tiempos de incendios, deforestación y cambio climático, invitamos a plantar vida como un acto de memoria y futuro. Porque el recuerdo de cada compañerx detenidx desaparecidx trae consigo el legado de lucha por un país más justo y solidario”.

Una semana de Memoria en la comuna

Uno de los lugares claves para la memoria de San Cristóbal fue y es la Iglesia Santa Cruz. Por eso, el cierre de la jornada del 24 se realizó en el Solar de la Memoria de la Santa Cruz. Desde el 8 de diciembre al 10 de diciembre de 1977 fueron secuestradas y desaparecidas doce personas de la Iglesia de la Santa Cruz. El 8 fueron secuestradas las Madres Esther Ballestrino de Careaga y María Eugenia Ponce de Bianco, la monja francesa Alice Domon, y los militantes Ángela Auad, Gabriel Horane, Raquel Bulit y Patricia Oviedo. Ese mismo día, el grupo de tareas de la ESMA secuestró a Remo Berardo, a Horacio Aníbal Elbert y a José Julio Fondevila. El plan de secuestro terminó el 10 de diciembre de 1977 con la captura de la Madre Azucena Villaflor de Vicenti y la monja francesa, Léonie Duquet.

Por otro lado, las vecinas y los vecinos del Parque de la Estación de Almagro y Balvanera con la adhesión del Observatorio para la defensa de los Derechos Humanos de la Comuna 3 habían iniciado la semana Plantamos Memoria el 20 de marzo.

También, en el marco de la Semana de la Memoria el Sindicato de Prensa de Buenos Aires realizó un homenaje a Rodolfo Walsh en la esquina de San Juan y Entre Ríos donde fuera detenido y desaparecido el 25 de marzo de 1977. Ese mismo día había enviado por correo a las redacciones de los diarios argentinos y a corresponsales extranjeros la Carta Abierta a la Junta Militar.