Thays Campos: “vamos a seguir gritando justicia por ella y muchísimas chicas más”

Tras la audiencia realizada por la Sala 1 de Cámara de Apelaciones en lo Criminal y Correccional, los jueces Pablo Lucero, Magdalena Laiño y Jorge Rimoldi definieron que Irineo Garzón debía esperar el juicio en prisión. Por eso, pasadas las 15 de ayer, el comerciante acusado de haber abusado de una joven venezolana de 18 años en Balvanera fue detenido por la Policía de la Ciudad en una casa de Mataderos y trasladado a la Alcaldía de Saavedra. Algo de alivio y justicia tanto para la víctima como para su familia que no pararon hasta lograr la detención de Garzón.

Thays Campos, mamá de la víctima, aseguró que este fue un primer paso, pero aclaró que seguirán luchando por todas las que nunca pudieron hablar: “Voy a mostrarle las imágenes de la detención al papá de ella porque se merece estar tranquilo en el hospital. Luego, mostrarles a la familia para que vean que la justicia argentina también puede hacer justicia cuando quiere. Llamamos a los jueces, abogados y a todo el pueblo, vamos a seguir gritando justicia por ella y muchísimas chicas más”. Por la tarde, Thays junto a sus abogades dio una conferencia de prensa en Plaza Houssay, frente a la Facultad de Medicina.

Desde el primer día, familiares, amigues y vecines del barrio se movilizaron para denunciar que Garzón había quedado en libertad:  “Queremos a los violadores en la cárcel, que es donde tienen que estar”, reclamaron. La visibilización de la causa en los medios de comunicación y en las calles del barrio puso en debate la decisión de la jueza Karina Zucconi, titular del Juzgado N°15. La magistrada había considerado que la pena en expectativa no era un argumento suficiente para mantenerlo preso. Esta decisión finalmente fue apelada por la fiscal del caso, Silvina Russi.