Tarea cumplida: Se despide la Red de Vecinos Manzana 66

Luego de haber logrado que en el terreno de Belgrano y Jujuy se haga un espacio verde y una escuela infantil, la agrupación de Balvanera se retira hasta nuevo aviso.

La Red de Vecinos Manzana 66 Verde y Pública nació en 2014 con el objetivo de impedir que se realicen emprendimientos privados en el espacio entre las Avenidas Jujuy y Belgrano y las calles Catamarca y Moreno, tales como un estadio destinado a eventos musicales para 18.000 espectadores y un estacionamiento subterráneo para 1000 transportes, entre otros proyectos con el auspicio del Gobierno de la Ciudad. Habiéndose alcanzado la meta de destinar el área a la construcción de una plaza y de una escuela infantil, el grupo anunció su retiro, tras siete años de lucha.

Alberto Aguilera, integrante de la agrupación, le manifestó a Abran Paso: “Quedó demostrado que si te juntas con tu vecino no van a hacer lo que quieran.  Vos agarrás desde la primera nota de Facebook hasta la última, y nuestro pensamiento fue siempre el mismo. Defendemos lo verde y lo público, y de ahí no nos movemos. Me parece que eso es lo que queda. Y en cuanto a la decisión, acordamos que nos vamos todos y si alguna vez volvemos, volvemos todos. Nos acostumbramos a movernos de esa forma”.

También habló sobre sus comienzos y cómo en un principio había mucha gente que iba a hacer política o a defender intereses propios, pero que con el tiempo se fue “filtrando”. Cuando iniciaron no había ni Consejo Consultivo y había una relación muy desigual con las empresas que querían utilizar los terrenos. “Nos teníamos que enfrentar a la familia Miguens y a la gente de las canchas, que los defendía el Estudio Righi. Les ponías una clausura y a los cinco minutos estaban laburando de vuelta”, explicó.

Pero gracias a la ayuda y las movilizaciones en el barrio, la visibilización que les dieron los medios, la cooperación de los empleados de las agencias estatales, la articulación con otros movimientos y el arduo trabajo de visitar la Legislatura porteña todos los días, lograron que la plaza se volviera una realidad.

“La Comuna para nosotros no existía, fuimos directamente a la Legislatura. Vivíamos ahí y nos maltrataron mucho, diputados de todos los partidos. Me parece que era una militancia que había que hacerse, de lo verde y de lo público, algo que odia mucho el oficialismo. Y era tal la impunidad que tenían sobre que la gente se ponía de nuestro lado”, expresó Alberto. 

No solo era apoyo, sino que pronto comenzaron a recibir mensajes de otras organizaciones que les pedían consejos. En este sentido, Aguilera contó que participaron en todos los proyectos que pudieron. Y destacó: “Lo que le decimos a la gente es que tiene que confiar en su vecino. Si hay algún problema, te tenés que juntar con el de al lado y arreglarlo. No necesitás de Manzana 66, porque nosotros no teníamos nada de entrada tampoco”.

En este sentido, enfatizó en que antes de esta experiencia colectiva eran inocentes. “Creímos que los diputados nos iban a representar, que nos iban a estar esperando con los brazos abiertos cuando fuésemos, que respondían a los ciudadanos y no a los partidos. Después de los golpazos que nos dimos esa visión cambió y ahora los vemos venir y ya sabemos lo que nos van a decir”, señaló.

Por último, en cuanto al futuro, Alberto contó que seguirá trabajando con otros temas que le parecen importantes, como la alimentación y el trabajo, debido a que con la pandemia mucha gente perdió su puesto y no tiene qué comer. También continuará cooperando con otras agrupaciones vecinales, pero no dedicará tanto tiempo como lo hacía antes.

“Decidimos dejar la página de Facebook en lugar de eliminarla, para dejar representada un poco la lucha del grupo. Quedará abandonada hasta que volvamos o algo. Seguramente vamos a volver en unos meses a hacer una plantación o algo que nos guste pero más tranquilo. Porque lo nuestro ya lo hicimos. Haber conseguido esa plaza y la escuela nos deja tranquilos de que cumplimos con la gente y que ninguno de nosotros le cobró un mango a nadie ni agarró ningún puesto”, concluyó.