SIGUE EL CONFLICTO EN PATY

Los obreros de Paty decidieron ocupar la planta ubicada en la zona norte del Gran Buenos Aires con el objetivo de impedir el cierre de la empresa. Afirman que hay 250 personas y familias que van a quedar en la calle. La indemnización que les ofrecen consideran que no resuelve sus necesidades.

En un comunicado afirmaron que esto es una política de la CELAC, en la Conferencia empresarial latinoamericana y que empezaron con 20.000 compañeros despedidos.

El domingo ingresó a la planta personal de seguridad privada y barras bravas. En ese momento Recursos Humanos llamó a la Comisión Interna para plantearles que se dejaban de producir en esta planta y trasladaban la producción a San Jorge. Los gremialistas habían tenido una reunión la semana anterior y les comunicaron que se iba a seguir produciendo. Tenían dos líneas produciendo a pleno. Había una producción normal y les dijeron que no entraba nadie a trabajar.

Hasta ahora no hay ni un telegrama de despido. Los operarios se presentaron a trabajar y no los dejaron entrar. Entonces los trabajadores en asamblea decidieron ocupar la planta. “Si no tienen trabajo para todos, que repartan las horas sin rebajar el sueldo” afirmaron.