Se presentó el Informe de Gestión de Junta Comunal 3 en el Consejo Consultivo

Silvia Collin comunicó ante los presentes las acciones de la administración en el segundo semestre de 2020. Por su parte, los vecinos le plantearon sus reclamos.

Tal como lo sostiene la normativa, los comuneros no pueden participar de las reuniones del consejo, excepto cuando se los requiera explícitamente o para presentar el Informe de Gestión semestral. Esta semana, los integrantes de la Junta Comunal 3 hicieron lo propio ante los vecinos en una reunión que se realizó de manera virtual debido a la pandemia de COVID 19. Estuvieron presentes la presidenta comunal Silvia Collin y Nadie Monserrat, Gabriel Zicolillo y Alicia Aguerrido, quienes se encargan de las cuestiones relacionadas a la participación ciudadana. 

Silvia Collin fue la encargada de rendir cuentas sobre las acciones que se realizaron en Balvanera y San Cristóbal entre julio y diciembre del año pasado. De este modo, anunció que en lo relacionado al arbolado, solo se ejecutaron las cuestiones de emergencia, ya que el presupuesto estaba dirigido a las problemáticas relacionadas al coronavirus. Por esta razón, no se realizaron podas (exceptuando las extracciones de emergencia) y se realizó el mantenimiento básico de los espacios verdes. 

El objetivo principal que se propuso la gestión en este sentido fue normalizar la provisión de energía eléctrica en las bombas de riego, atender los reclamos por criaderos de dengue y mejorar el alumbrado, sobretodo en zonas como Plaza Miserere, el Pasaje de las Almas y el Paso bajo nivel de Anchorena. “Esta ha sido una preocupación permanente durante este semestre ya que sabemos del aumento de personas en situación de calle, y estamos interviniendo permanentemente a través del BAP y otros programas. Estamos reforzando en aquellos lugares y teniendo la mayor presencia posible en términos de poder mejorar la accesibilidad y transitabilidad en distintas áreas dentro de la comuna”, manifestó Silvia.

En cuanto a la pandemia, explicó que desde el 4 de junio se está desarrollando el Detectar y que se trabajó con distintas organizaciones sociales para la búsqueda activa de casos y la entrega de bolsones alimentarios en casas colectivas, a la población trans y adultos mayores. Además, expuso que articularon acciones con distintas asociaciones y trabajadores de las zonas comerciales, sobre todo cuando comenzaron a abrirse las actividades luego del aislamiento, para promover y poder cumplir los protocolos sanitarios. También coordinaron con distintos sectores para el tratamiento de los conflictos del espacio público, con la Mesa de Trabajo y Consenso del Parque de la Estación -donde se han hecho trabajos de replantación-, y gestionaron el acuerdo con Abasto Cultural.

Sin embargo, uno de los mayores reclamos de los vecinos fue la mala comunicación entre la Junta y el Consejo Consultivo. “Hace mucho que estoy como vecina en el consejo y siempre tuvimos problemas de comunicación”, aseguró Alicia Paura, a lo que Sol Milicic agregó: “Como parte de la Mesa Promotora quiero expresar una notable preocupación, porque si se nos hubiera anticipado de la participación en este espacio de Silvia Collin, le hubiéramos dado espacio suficiente para que la rendición de cuentas no se de en estas condiciones. Porque una de las cosas que queremos fomentar, respetando el espíritu de la Ley 1777, es que la voz de la ciudadanía se exprese, y tenemos una lista completa de orden del día que no se va a llegar a tratar. Desde ya que su rendición de cuentas es válida, pero me opongo a estos modos absolutamente informales, donde no se presenta nada por escrito, no hay indicadores precisos. Empecemos a construir una verdadera articulación, donde las rendiciones de cuentas no sean fragmentadas y en formato de lista, sino que las podamos elaborar en conjunto, respetando la norma. Defendamos estos espacios y respetemos los canales de comunicación”.

En la misma línea, Raúl Fusco apuntó a que “hay una falta de trabajo con funcionarios, que son rentados, muy bien pagados con el esfuerzo de los vecinos”. Y aseguró que las actas de las reuniones de los comuneros subidas a la página del Gobierno de la Ciudad no están actualizadas y los contenidos son difusos. “No se puede decir que el área de incumbencia de un comunero es la participación o mirar el clima. Entonces, vamos a los temas pesados. Acá hay que rendir cuentas, y los que tienen que hacerlo son los que están elegidos y que están cobrando, que se han propuesto para esto. Esas actas parecen reuniones de chicos de 7mo grado, respetando a los chicos de 7mo grado. No vemos los números en concreto, las licitaciones, el saldo, la certificación de servicios aprobados para el mantenimiento del arbolado, cuánto gasta la comuna en veredas. Tienen que rendir cuentas de todo, incluso de la caja chica, de sus proyectos en concreto. No hay información, es todo muy difuso”, enfatizó.

“La explicaciones de gestión que acaba de hacer la Licenciada Collin no es la primera vez que la escucho. Redunda siempre en lo mismo, todo muy somero, muy por arriba. Es todo muy abarcativo, muy generalizado. A mi me gustaría que respondan por escrito todas las misivas que se les han enviado. Que tengamos algo pasmado por escrito, de cuánto fue el presupuesto, cuánto se gestionó con ese presupuesto, cuáles son los proyectos, las actividades que cumple cada comunero. La licenciada se la pasó hablando de los árboles, de la poda, las extracciones. Me interesaría saber qué hacen con la gente en situación de calle, porque no se trata de que los vecinos digamos que hay mucha gente y ustedes los erradiquen de un modo que no nos enteramos qué hacen con ellos. Hay un montón de cosas que valen la pena. La comuna es muy grande, entendemos que se puede llegar a hacer un poco difícil para las siete personas que conforman esta junta. Pero un sistema de comunicación más fluido con este consejo, que tiene muchísimas ganas de hacer un montón de cosas, puede servirles de apoyo”, concluyó Fernanda Kipes.