Se limitó la actividad a comercios esenciales en Once

A causa del aumento de casos positivos de coronavirus, el Gobierno de la Ciudad estableció que se restrinja la actividad comercial en las zonas más transitadas.

Luego del anuncio del Presidente de la Nación, Alberto Fernández, sobre la nueva prórroga del aislamiento social, preventivo y obligatorio al 7 de junio; el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, realizó una conferencia de prensa donde informó los detalles de las restricciones en la movilidad y el funcionamiento de los comercios en esta nueva fase.

Según datos oficiales, en CABA la cantidad de casos positivos de COVID 19 se quintuplicó. En este sentido, una de las principales medidas tomadas fue la limitación a los comercios esenciales en los sectores más transitados y de mayor actividad comercial, es decir, aquellos que representan el 80% de la aglomeración de gente en la Ciudad, como Once, Avenida Avellaneda o la zona de Scalabrini Ortiz y Córdoba. En estos puntos, se mantendrá la venta barrial, de cercanía, a la que se puede llegar caminando.

En Once, el polígono en donde la actividad se restringirá es entre Avenida Rivadavia, Boulogne Sur Mer, Lavalle y Larrea. Otras de las zonas de Balvanera que incluye la medida son la Avenida Belgrano entre Jujuy y Entre Ríos y el Centro de transbordo estación Plaza Once desde Rivadavia entre Pueyrredón y Jean Jaures, Pueyrredón entre Avenida Rivadavia y Bartolomé Mitre, y Jujuy entre Rivadavia e Hipólito Yrigoyen. En San Cristóbal, también perteneciente a la Comuna 3, será en Jujuy entre Cochabamba y Juan de Garay.

En la conferencia, el jefe de Gobierno porteño explicó que con la iniciativa buscan reducir el riesgo de las aglomeraciones en los centros comerciales. “Acá el problema no es el comercio sino toda la gente que se aglutina, donde se juntan los que van a comprar con los que van a pasear, a mirar vidrieras. Y eso se da en algunos puntos críticos de la Ciudad con mucha concentración de público y de vecinos que se acercan”, expresó.

Asimismo, Rodríguez Larreta remarcó que los comercios esenciales que siempre estuvieron abiertos van a seguir funcionando en toda la Ciudad, tales como los que provisionan medicamentos y alimentos. Los que se restringen son los locales de rubros que se sumaron a la flexibilización en las últimas semanas, y sólo se limitan en los lugares con gran densidad de personas, no en todo el territorio porteño.

“Lo que estamos buscando es reducir el riesgo de contagio, a través de reducir el riesgo de que la gente se junte unos con otros. Hay un gran esfuerzo de los porteños por mantener la distancia. Se ha utilizado muy bien esto que hemos hecho de ampliar la zona peatonal, pero hay lugares que tradicionalmente generan concentración, y eso es lo que tenemos que reducir ahora, dado que están aumentando mucho los casos en la Ciudad”, agregó.