San Cristóbal cumple 150 años

El domingo al mediodía se realizará un festejo por el aniversario del barrio San Cristóbal en Jujuy y San Juan. Habrá juegos, danza y cerrará el evento el grupo de cumbia Los Charros. 

La página web de la Comuna 3 informa que las actividades comenzarán a las 12 horas. Los vecinos podrán acercarse a la tradicional esquina porteña para comenzar a disfrutar de las actividades. Habrá food trucks, puestos de comidas, de artesanía y música.

Una hora después comenzarán los espectáculos que incluirán clases abiertas de folklore, tango, show de música árabe, grupos de cumbia, show japonés de tambores, salsa, ballet folklórico, juegos para chicos y como gran cierre estará el grupo de cumbia Los Charros.

Para conocer la historia de San Cristóbal vale recordar la iniciativa de un grupo de vecinos que se propuso encontrar un formato amigable para contar, desde una perspectiva vecinal, la historia del barrio. Desde ese lugar, crearon el programa “Huellas de San Cristóbal” de los autores Adrián Dubnsky, Pedro Alberto Valdés y Eric Chareun. 

La historia del barrio comenzó el 28 de junio de 1869 cuando la Legislatura de Buenos Aires, de acuerdo con las autoridades eclesiásticas, creó la parroquia de San Cristóbal (Av. Jujuy 1241). Por entonces esta zona de quintas vio aumentar rápidamente su población, comenzar a delinearse sus calles y a edificarse sus primeras casas.

El 1º de noviembre de 1892 se inauguró en la manzana de Independencia, Rioja, Estados Unidos y Caridad (General Urquiza), la célebre plaza Euskara, construida en 1882, con sus canchas de pelota, con una capacidad para cuatro mil personas y otras instalaciones deportivas. El famoso frontón nació en el seno de la sociedad vasca Laurak Bat.

La plaza Martín Fierro (Oruro y Urquiza), fue inaugurada el 14 de julio de 1940 en los terrenos donde se levantaron los talleres metalúrgicos de Pedro Vasena, escenario de las tristes jornadas de la Semana Trágica en el sangriento enero de 1919. 

Como en todo barrio de Buenos Aires, también el tango se afincó en él, y como testimonio imborrable de ello basta citar el nombre de la casa de baile de María La Vasca, ubicada en el 2721 de la calle Carlos Calvo, fue un legendario escenario de la historia del tango y de este típico barrio porteño.

El programa de los festejos de San Cristóbal tiene como objetivo difundir en la comunidad (escuelas, sociedad de fomentos, clubes de barrio, iglesias, organizaciones sociales, etc.) la historia del espacio vital de realización y formación social. Son decenas los lugares por los que se circula sin tener noción de los sucesos que se desplegaron a su alrededor y que, de una u otra manera, fueron moldeando el paisaje y la dinámica del barrio. 

Espacios públicos, edificios, plazas, calles y casas atesoran el paso del tiempo y sus recuerdos. Los hechos que moldearon la identidad barrial y la historia social del entorno deben difundirse, sobre todo porque nadie puede amar lo que no conoce, y la mejor manera de conocer en la actualidad es la difusión.

Según los autores del programa coexisten al interior del barrio una supraidentidad -el cristobaleño-, con credos religiosos, parcialidades políticas, adscripciones futboleras, preferencias y gustos de todo tipo, pero todas y todos son cristobaleños. Esa característica termina generando “ciertos cruces e interrelaciones entre procesos socio- históricos barriales, transformaciones en el espacio territorial y redefiniciones identitarias”.

Algunas cuestiones para San Cristóbal son la recuperación del ex cine National Palace (Av. San Juan 2300), las formas de utilización del Mercado de San Cristóbal o la puesta en valor del palacete ecléctico construido por Virginio Colombo, llamado Casa Anda ubicado en Av. Entre Ríos 1083 .

El festival del próximo domingo será una buena manera de comenzar a acercarse a una historia de un barrio que tiene muchos de los acontecimientos más importantes de la Ciudad de Buenos Aires.