Rodríguez Larreta anunció que se retoma la mesa de diálogo por el Jardín del Hospital Ramos Mejía, pero avanzan con la mudanza

Contra el cierre del Jardín en la reunión de Horacio Rodríguez Larreta. Familiares y vecinos del Establecimiento educativo llevaron el reclamo al encuentro que se realizó esta mañana.

Entregaron las llaves del Jardín a funcionarios del Ministerio de Salud de la Ciudad y la Cartera educativa ya no está a cargo. El Ejecutivo incumplió el acuerdo firmado entre las partes para no realizar movimientos de mudanza hasta que no llegar a un acuerdo.

Cada mañana los padres de los niños del Jardín del Hospital Ramos Mejía llevan a sus hijos a la colonia de verano. El predio recreativo se encuentra ubicado a una cuadra de la Escuela infantil, a menudo pasan por su puerta. 

Ayer notaron movimientos raros, advirtieron la presencia de personas en el establecimiento educativo esperando a alguien. A las familias les resultó extraño porque las docentes están de vacaciones y se suponía que no se realizaría nada vinculado a la mudanza hasta la próxima mesa de diálogo.

La comunidad educativa le advirtió esta situación de forma inmediata a los delegados de SUTECBA y estos certificaron que eran funcionarios del Ministerio de Educación y del Ministerio de Salud haciendo la entrega del predio porque es un espacio del Hospital y “ese espacio ya no será un jardín”. 

Las familias se organizaron y le pidieron explicaciones a las supervisoras, quienes negaron todo. Los funcionarios del Ministerio de Salud confirmaron que el espacio pertenece a su Cartera y que se entregaron las llaves del establecimiento.

“No se sabe qué pasó con las cosas del Jardín”, afirmó Laura Valdéz, madre de uno de los niños del Jardín, en diálogo con Abran Paso. “No sabemos si aún están embaladas ahí adentro, si se las llevaron a espaldas de la comunidad”, agregó.

Las familias brindaron un conferencia de prensa esta mañana en la puerta del jardín para explicar esta situación. Luego se presentaron en una reunión del Jefe de Gobierno con vecinos del barrio y le plantearon el problema. Rodríguez Larreta respondió que el próximo 20 de enero se reanuda la mesa de diálogo. 

No se refirió a la entrega de las llaves, pero reafirmó el compromiso de no tomar ninguna medida hasta que se resuelva en la mesa de diálogo. “Los hechos demuestran que hicieron lo contrario, pero a escondidas. Ellos hacen movimientos sin informar a nadie”, consideró Laura.

La Comunidad Educativa realizará una presentación en la Justicia y en el Ministerio de Educación para informar lo que ocurrió.

El acceso a la información pública es un derecho de todos los ciudadanos. Ocultar acciones de gobierno a los vecinos afecta un principio fundamental de la república.