Reunión para convertir el “Polo Falopero” de Balvanera en un Centro Cultural y Comercial

Se realizó una reunión entre la presidenta comunal, Silvia Collins, el director del Teatro Luisa Vehil, Rubén Hernández Miranda, y el integrante de Manzana 66, Alberto Aguilera, para debatir cómo mejorar la situación del barrio.

Algunas zonas de Balvanera tienen una mala imagen en el imaginario porteño a causa de la inseguridad y el narcotráfico. Para afrontar esta situación, Alberto Aguilera y Rubén Hernández Miranda buscan generar allí un Centro Cultural y Comercial y recuperar los baluartes culturales que se encuentran en la zona comprendida entre las calles Loria, Jujuy, Avenida Rivadavia y Belgrano.

En el área se pueden encontrar desde una pintura de Antonio Berni dentro de un edificio, ubicado en Urquiza 41, escuelas, universidades, teatros, una biblioteca para ciegos, hasta obras del reconocido arquitecto noruego Alejandro Pedro Guillermo Christophersen -como la capilla del Centro Gallego. Los vecinos proponen ponerla en valor mejorando la luminaria, las veredas, la señalización (con carteles que indiquen la distancia a la que se encuentran los espacios culturales), que haya más policías y que se coloquen baldosas como las que se encuentran en el microcentro porteño.

La reunión se realizó en el Spinetto Shopping (Matheu 240) y se coordinó que Silvia Collins visite el Teatro Luisa Vehil, localizado en Hipólito Yrigoyen 3133, ya que se volvió a colocar el cartel de venta. “Me quedó la sensación de que Silvia tiene ganas de ayudarnos. No sé si va a tener presupuesto o si se va a poder mandar sola, porque es una decisión de la Comuna. No estamos pidiendo nada extraño. Las instituciones ya están y se pueden mejorar muchísimo”, le comentó Aguilera a Abran Paso.

La presidenta de la Junta comunal expresó que fue un excelente encuentro en el que se pensaron iniciativas que pongan en valor un área deteriorada, lo que además implica la intervención del espacio urbano, desde una mayor iluminación hasta el estado de las veredas, para generar un polo cultural, aprovechando la diversidad de la zona.

“Creo que tenemos que tener un compromiso colectivo a fin de mejorar y hacer mucho más amigable el espacio público para que seamos los vecinos quienes disfrutemos de su tránsito y de las ofertas culturales. Tenemos que tener por objetivo arribar a una integralidad de la comunicación para mejorar nuestra vida cotidiana”, aseguró Collins.

En este sentido, luego de la junta, Alberto Aguilera y Rubén Hernández Miranda se reunieron con el arquitecto Rubén Kavanagh, entre otros, donde armaron un croquis para marcar los puntos culturales del barrio, para luego presentárselo a Silvia Collins.

El director del Luisa Vehil afirmó que su objetivo es cambiar la idea del “polo falopero” por la de un espacio de cultura, comercios abiertos, donde la gente pueda pasear, comprar y disfrutar de la gran historia que tiene el barrio. “Estamos muy entusiasmados. Fue una reunión muy buena, muy creativa, y sin duda le va cambiar la cara al barrio. Espero que los vecinos nos acompañen, como lo vienen haciendo, que se sigan sumando y que de otros lugares tengan ganas de venir a conocer este nuevo Balvanera en el que se está apostando”, manifestó.