Retiraron la seguridad del ISP Dr. Joaquín V. González

En la tarde del jueves 3 de mayo, mientras funcionaban las actividades del turno vespertino, se retiró al personal de seguridad del Instituto.

La comunidad educativa reclama que el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires disponga las medidas necesarias para su reintegro a fin que garantice las condiciones mínimas para el normal funcionamiento de la institución.

Por medio de un comunicado autoridades y otros miembros del Instituto Superior del Profesorado “Dr. Joaquín V. González”, sito en Ayacucho 632, dieron a conocer que en el jueves 3 de mayo se retiró el personal de seguridad privada alegando “ordenes de superiores” y que, como el edificio contaba con sistema de alarmas, no era más necesaria su presencia el lugar.

La institución se ubica en un edificio de 10 pisos, cuenta con 18 profesorados de grado, más de 6.000 alumnos regulares y un funcionamiento diario que va de lunes a viernes de 5.30 a.m a 23.30 hs, y los sábados se realiza el dictado de diversos postítulos y actividades extracurriculares, entre otras cosas, de 8 a 17 hs. El “sistema de alarmas” cubre sólo las oficinas de Rectoría y el área de Laboratorios.

Es de público conocimiento el incremento en los últimos años de reclamos en toda la jurisdicción de instituciones de todos los niveles y modalidades que solicitan la provisión de agentes de seguridad, tanto estatal (Policía, Prefectura, etc) como privada.

Por ese motivo resulta llamativo que después de tantos años trabajando en la institución y garantizando la integridad y seguridad de alumnos, docentes, no-docentes, personal administrativo, y la comunidad en general, se haya tomado esta determinación, sin mayores causas y despertando mucha inquietud generalizada.

Las autoridades han manifestado como advertencia que, de persistir esta situación, se verán en la obligación de cortar el funcionamiento de las actividades los días sábados por no poder cubrir la apertura y cierre del edificio.

La comunidad educativa de los profesorados se encuentra en creciente intranquilidad y este tipo de decisiones aumenta la temperatura de los conflictos desatados a partir del proyecto UniCABA.

Deja un comentario