Reprimen a los manteros senegaleses en Once

La infantería de la Policía de la Ciudad realizó un gran operativo para detener a cinco vendedores ambulantes de origen africano que trabajan en la zona de Once.

Un vendedor ambulante porteño transitaba por Once para comprar pañuelos, medias y otras mercaderías en los locales de la calle Mitre. Mientras caminaba por la zona le ocurrió un hecho que caracterizó como “estremecedor”. Apareció un operativo policial que se extendió por Mitre, desde Pueyrredón hasta Larrea, con efectivos en moto y a pie por las veredas, empujando a la gente, gritándoles, de una manera inusitada, produciendo un  estupor poco visto.

Diversos testigos indicaron que hubo enormes corridas en Castelli y Mitre. Los vecinos estaban aterrorizados y sorprendidos por lo que estaba pasando. La policía perseguía a un grupo de cinco senegaleses que fueron capturados y reducidos. “Los custodiaban como si fueran terribles delincuentes y terroristas”, señaló el vendedor. “Lo rodeaban más de 30 policías y los trataban como si fueran personas de alta peligrosidad y solo eran laburantes que estaban trabajando en la vía publica vendiendo su mercadería, ganándose la vida de la forma que pueden, no estaban delinquiendo, estaban trabajando”, detalló.

“Hacia tiempo que no veía algo así. Solo en la época de la dictadura”, afirmó un vecino. “Había una movilización de la Policía, de Espacio Público, de la Federal y los cuerpos especiales antimotines. Me sorprendió por la violencia y la ferocidad con que atacaban a la gente y se desplazaban por las calles”, agregó.

La Comisaría Vecinal 3A informó que los vendedores fueron detenidos por los supuestos delitos de “infracción a la ley de propiedad intelectual, resistencia a la autoridad y lesiones”. Agregaron que se secuestraron 33 bolsas individuales con buzos marca Adidas. Según el parte policial, al momento de identificarlo, uno de los detenidos le propinó un golpe de puño en el rostro a uno de los oficiales (Lautaro Gutiérrez)  y lo lesionó. El efectivo los redujo mediante la utilización de la fuerza mínima. Tras consultar con un magistrado en turno este avaló la detención y ordenó secuestro de la mercadería. Los detenidos fueron alojados en la Comisaría 5 y quedaron a disposición del Juzgado Criminal y Correccional Federal 09 a cargo del Dr. Rodríguez.

“Según los testigos que estuvieron ahí, fueron emboscados, rodeados y para justificar una detención los imputan por esos delitos”, dijo el dirigente de Vendedores Libres, Omar Guaraz, en diálogo con Abran Paso.

Las personas que presenciaron los hechos, repudiaron el operativo, se solidarizaron con los sengaleses y sostuvieron que era lamentable que pasen estas cosas en nuestro país, y que Rodríguez Larreta permita este tipo de atropello a gente que trabaja para ganar apenas para un plato de comida.

Ya nadie niega que la crisis económica golpee con fuerza a la mayoría de las personas que viven en el país. Muchos ciudadanos argentinos y extranjeros intentan sobrellevar la situación mediante la venta de productos en la vía pública. Esto, apenas les permite cubrir los gastos del día. Los funcionarios del Gobierno porteño están lejos de atender la situación de extrema necesidad que atraviesan estas personas. Muy por el contrario, agravan sus penurias mediante acciones policiales violentas, xenófobas y discriminatorias.

Deja un comentario