Reclaman la urbanización de la Villa 20

Los vecinos de la Villa 20 están reclamando tierra y vivienda digna, con la ocupación hace más de tres meses del predio que está asignado por la Ley 1770/05 para la urbanización de la Villa y construcción de viviendas.

Hasta ahora, ese espacio era usado por la Policía Federal como “cementerio de autos”, lo cual empeoró la contaminación del suelo. Hubo varios intentos de desalojo por parte de la Policía Metropolitana que se lograron impedir gracias a la ¬firmeza de los vecinos y al apoyo de distintos sectores sociales y organizaciones, pero constantemente amenazan con un nuevo desalojo.

Varios estudiantes y docentes de la FADU (Facultad de Arquitectura y Diseño de la UBA) junto al Taller Libre de Proyecto Social vienen trabajando con los delegados del predio y elaboraron en conjunto un proyecto de urbanización y nuevo barrio, para que el asentamiento no se transforme en villa. Así poder avanzar en el derecho y la legitimidad de la tierra, reclamando el cumplimiento de la ley de urbanización con un proyecto participativo.

Ahora el Gobierno de la Ciudad impide la entrada al predio a tres vecinos, y realiza escuchas telefónicas sobre ellos. Lo que está en disputa es si esas tierras van a servir para urbanización y vivienda digna o las van a usar para negocios inmobiliarios y “grandes emprendimientos”.

Estas intenciones vienen evidenciándose en los proyectos del “Plan Maestro” de la Comuna 8, y el acuerdo del Pro y el Frente para la Victoria en la Legislatura Porteña, de entrega de tierras públicas en la Ciudad para negocios inmobiliarios, que autoriza la explotación comercial de los parques Roca, de La Ciudad y autódromo, entre otros.

Estas políticas son la otra cara del modelo agro-exportador especializado en soja, que se ha impuesto al desarrollo de nuestro país profundizando su dependencia y deformación. La sojización aumenta la frontera agropecuaria y deserti¬fica el campo, expulsando miles de familias a los lugares más vulnerables de las ciudades. Son necesarios cambios muy profundos para dar vuelta esta situación, por eso muchos estudiantes trabajan para ayudar a estos sectores, para que en el país pueda desarrollar la industria, cultura y educación.