Reclaman la finalización del Polo Educativo de Saavedra

El proyecto original data del año 2002, aunque su construcción comenzó en el año 2006 bajo el gobierno de Aníbal Ibarra, quien se comprometió a que la obra se realice en un año. Todavía siguen aguardando por el cumplimiento de la promesa.

Hace casi ocho años que Mauricio Macri gobierna la Ciudad y el Polo Educativo Saavedra sigue sin concretarse. Aun habiéndose realizado el corte de listón como finalización total de obra, y como fuera confirmado en el diario La nación del 28 de mayo del 2015 donde informaba que “con un atraso de 10 años el polo educativo Saavedra ya funciona en su totalidad en el predio situado en el cruce de las avenidas Crisólogo Larralde y Galván” (http://www.lanacion.com.ar/1796417-saavedra-late-con-el-mov…).

Siguen sin funcionar los Talleres de Formación Laboral de la Escuela Especial (E.E.) N° 11 Dr. Aquiles Gareiso, los cuales están destinados y proyectados para personas con discapacidad motora de15 a30 años. Dichos talleres son fundamentales para continuar con su aprendizaje y poder utilizarlos como medio para alcanzar la inserción social, como también la inclusión que tanto pregona el gobierno porteño. Con la no conclusión de esta obra muchos estudiantes que desean formarse para poder acceder a una mejor calidad de vida, están siendo excluidos por el gobierno.

Ante esta crítica situación, la comunidad educativa de la E.E. Nº11 realizó una movilización al Ministerio de Educación en el año 2011, donde el ministro Esteban Bullrich prometió que la obra estaría terminada en seis meses. Han pasado cuatro años y todavía los talleres están sin inaugurar.

A lo largo de este periodo se han realizado diferentes modos de reclamos como por ejemplo, corte de calles con actividades recreativas, notas, protestas, reuniones, pedidos y todo lo que estuvo al alcance de lo vecinos, agotando todas las instancias posibles para poder ser escuchados, pero nunca hubo respuestas serias ni compromiso a los pedidos. Solo han creado los cargos docentes que ya fueron tomados, pero éstos se encuentran ante la amenaza de perder su puesto de trabajo si no se crea el espacio físico para que realicen su tarea.

En el transcurso del 2015 comenzó una embestida contra la E.E. Nº 1 por parte de las autoridades exigiendo que dicha escuela, que alberga estudiantes desde maternal hasta los 18 años, de respuesta a los estudiantes adultos porque el gobierno “no tiene plata” para concluir los talleres. Este lema de la “no plata” fue ratificado en la reunión del 1/7/2015 llevada a cabo en la E.E. Nº1 con ambas comunidades y diferentes representantes del gobierno. También lo confirmó el subsecretario de Gestión Económica del Ministerio de Educación de la Ciudad, Carlos Regazzoni. Tras la negativa de la comunidad educativa a semejante decisión de unir dos escuelas en una, continuaron con un ataque constante en todos los aspectos; desde la no respuesta por parte de las supervisiones y de la dirección del área a las necesidades existentes como también intentando enfrentar a ambas comunidades involucradas (E.E. Nº1 y 11) justificando siempre al gobierno de turno en lugar de exigirle que cumplan con su deber

Las autoridades no sólo no responden a sus funciones gubernamentales para garantizar educación y formación de calidad, sino que responsabilizan a los docentes quienes sufren hostigamientos y descuidos ante situaciones que los exceden. Por esto piden una mayor protección, que implica un respaldo ante situaciones extremas. Los docentes no sólo imparten los contenidos establecidos sino que también contienen y atienden las necesidades de los estudiantes y están expectantes a su cuidado personal.

Debido a la falta de respuestas por parte del macrismo a los reclamos docentes y educativos realizados a lo largo de 8 años, familias, docentes, vecinos y estudiantes de las escuelas E.I.I. Nº1 y a la E.E. Nº 11 realizaran un corte en la esquina de Crisólogo Larralde y Galván.