Reclaman la derogación de la Ley del Consejo de la Propiedad Horizontal de la CABA

Un grupo de vecinos se concentró en la puerta de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires con el objetivo de exigir la derogación de la Ley 5464 que establece la creación del Consejo de la Propiedad Horizontal de la CABA.

Esta Ley fue sancionada en la última sesión ordinaria de la anterior composición de la Legislatura en diciembre del año pasado y todavía no esta vigente porque falta su reglamentación. Consorcistas y vecinos denuncian que perderán injerencia en las decisiones vinculadas al valor de las expensas y las contrataciones para reparaciones.

El proyecto fue presentado por el diputado saliente Fernando Muñoz y se aprobó diez días después durante la última sesión del año pasado. No fue debatido en las comisiones correspondientes ni en el recinto, directamente se trató sobre tablas, sin embargo contó con el apoyo de cincuenta y ocho legisladores y sólo dos votaron en contra, Hernán Arce del Partido Socialista y Gustavo Vera de Bien Común.

A partir de esta ley las decisiones vinculadas al monto de las expensas, contrataciones y otras decisiones quedan en manos de un Consejo en el que la mayoría lo tendrán el Sindicato de Encargados de Edifico, SUTERH y la representación de los administradores. En la conformación del Consejo el consorcio de propietarios quedara en minoría.

El Consejo Directivo está conformación según la Ley por tres integrantes designados por el Sindicato de encargados de edificios (SUTERH), uno por cada una de las tres Asociaciones de Administradores, uno por los consorcistas, uno por el Gobierno porteño, uno por el gremio de empleados de las administraciones de consorcios y uno por el Defensor de Inquilinos de la Defensoría del Pueblo.

El diputado García Vilas del bloque del PRO junto a Graciela Ocaña elaboraron un proyecto que en vez de derogar la ley propone modificar el artículo 9 y establecer una nueva composición integrada por  cuatro representantes de las Cámaras oficiales y/o asociaciones civiles sin fines de lucro, tres representantes por el sector de las organizaciones que nuclean a los consorcios y copropietarios, un representante de las asociaciones sindicales de los trabajadores de edificio, un representante por el sector de las Asociaciones civiles que tengan por objeto la defensa de los derechos de los usuarios y consumidores, un representante de la Defensoría del Pueblo y un representante por el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires

En tanto el bloque del Frente para la Victoria elaboró su propio proyecto.

Tanto los vecinos afectados como el diputado Hernán Arce rechazaron las propuestas de modificación por considerarlas cosméticas. “La aplicación de esta ley va a repercutir directamente en el bolsillo de los vecinos de la Ciudad que viven en departamentos y edificios porque este Consejo tiene que generar una estructura de funcionamiento en el cuál sus aportantes solo van a ser los administradores de consorcios, ellos van a recargar sus honorarios a los conosorcistas, por lo tanto van a aumentar las expensas” relató el diputado Arce.

El legislador también afirmó que se va a acrecentar la concentración de la actividad de los administradores debido a que los más pequeños no van a poder afrontar los nuevos gastos.

A su vez Arce consideró que la actividad debe estar regulada por el Estado. “La ley delega el control de esta actividad a este Consejo, pero debe ser el Estado el que regule la actividad porque hay 300 mil edificios en la Ciudad”