RECHAZAN LA CONEAU EN INGENIERIA DE LA UBA

En la sesión de Consejo Directivo de Ingeniería de la UBA, el martes 19 se derogó la resolución que reglamentaba las PPS, que obligaba a los estudiantes a trabajar 200 horas para empresas, al final de la carrera, sin asegurar formación ni remuneración.

Las PPS (Prácticas Profesionales Supervisadas) son un requisito exigido por la CoNEAU para acreditar los títulos de las ingenierías. Hoy, su derogación se da luego del reclamo de estudiantes y docentes en la defensa de la educación pública y contra la CoNEAU, que tomó más fuerza con las manifestaciones estudiantiles del 2010 cuando se desató un conflicto importante contra las PPS y cambió la conducción del Centro de Estudiantes.

A partir de ahí se abrió un nuevo momento en la Facultad en el que los estudiantes lograron frenar los cambios de planes de estudio a los lineamientos de la CoNEAU, que se reincorpore a más de 600 estudiantes expulsados por un régimen de restricciones y que los planes de estudio, regímenes de cursada y permanencia se empiecen a discutir democráticamente en jornadas de debate.

A su vez, este año hay elecciones de Consejo y comienzan las disputas para ver quién será el próximo Decano. Un sector del bloque del Decano Rosito se vio forzado a votar la derogación de las PPS, porque éstas se habían ganado el rechazo de la mayoría de los estudiantes y docentes de la Facultad. Ahora intentarán continuar con las acreditaciones a la CoNEAU de alguna otra manera.

¿Cómo quedaron las cosas?

Ahora, en los planes ya acreditados en 2008 y 2009, las 200hs que tenían como PPS son horas que se incorporan dentro de la Tésis o el Trabajo Profesional y el reglamento de estas materias no se podrá aprobar sin el aval de los estudiantes. Todo el resto de los planes, no tienen obligación alguna de incorporar 200hs de PPS porque sigue vigente el fallo del juez Marinelli de 1996 que exime a la UBA de acatar los lineamientos de la Ley de Educación Superior y la CoNEAU.

Los estudiantes reclaman discutir a fondo los planes de estudio. Para frenar cualquier intento de amoldarlos y acreditarlos a la CoNEAU y para que se actualicen en el camino de una formación profesional completa de cara al desarrollo de una industria nacional independiente que apunte a resolver las necesidades del pueblo.

La CoNEAU: la política de los `90 en la universidad

La CoNEAU y sus acreditaciones fueron aprobadas por la Ley de Educación Superior (LES) en 1995. Sus lineamientos fueron establecidos con claridad por el Banco Mundial para avanzar en la mercantilización de la educación.

 

Estudiantes, docentes y graduados llevan todos estos años haciéndole frente. En cambio, el gobierno nacional dice enfrentar las políticas de los ´90 pero profundiza la implementación de la CoNEAU. La propia Cristina Kirchner ha festejado los avances de las acreditaciones de las ingenierías en su discurso del pasado 5 de noviembre en Tecnópolis.