Puerto Desigual

Se presentó un proyecto de ley con el objetivo de implementar la re-urbanización e integración socio urbana del asentamiento ubicado a pocos metros de Puerto Madero, el barrio más caro de la Ciudad de Buenos Aires.

El proyecto de los diputados de la Ciudad Maximiliano Sahonero, Carmen Polledo y Francisco Quintana pretende erigirse como el instrumento legal marco necesario para el desarrollo de soluciones habitacionales definitivas para los pobladores del asentamiento, respetando, protegiendo y promoviendo el derecho a la vivienda digna y un hábitat adecuado de  acuerdo a los estándares internacionales vigentes en materia de derechos humanos.

La villa Barrio Rodrigo Bueno se encuentra ubicado sobre una zona ribereña comprendida entre  la Avenida España, la Reserva Ecológica Costanera Sur y un estrecho canal que lo separa de los terrenos de la ex Ciudad Deportiva de Boca Juniors. El Barrio se desarrolló a partir de asentamientos surgidos a principios de la década del ochenta, quedando, hasta hoy, relegado de las dinámicas de desarrollo urbano y social.

La re-urbanización de la Barrio Rodrigo Bueno que se propicia a través del presente proyecto de ley ha sido diseñada teniendo en cuenta todos y cada uno de los principios y normas ut supra reseñados, a los fines de que las soluciones habitacionales que a partir del presente se desarrollen sean suficientes y adecuadas a los fines de respetar, proteger y promover el derecho a la vivienda digna y fomentar la integración socio urbana de los habitantes del barrio.

En el proyecto, “la seguridad jurídica en la tenencia” se garantiza a través de una serie de disposiciones  que tienen por fin asegurar que los habitantes del barrio sean dueños de sus  viviendas (arts. 5 d., 8 y 10). Por su parte, “la disponibilidad de servicios materiales e infraestructura” se prevé en el art. 5 b) como uno de los aspectos esenciales a tener en cuenta por el Proyecto de Urbanización viéndose  plasmada en que todos los habitantes del barrio  van a tener acceso permanente a recursos naturales y comunes, a agua potable, a energía para la cocina, la calefacción y el alumbrado, a instalaciones sanitarias y de aseo, de eliminación de desechos, de drenaje y a servicios de emergencia. Además, se concreta en la garantía de que sólo se podrá dar la posesión y escriturar la vivienda una vez que ésta cuente con las conexiones a los servicios públicos efectuadas y en funcionamiento (art 10 y 11).

Se contempla la creación de una Mesa de Gestión Participativa para garantizar e instrumentar la participación de los vecinos del barrio en todas las etapas del proceso de reurbanización, mecanismo idóneo para asegurar la “adecuación cultural” de las soluciones habitacionales propiciadas.

Se  propone una re – urbanización sustentable, como una solución adecuada que posibilita la articulación del derecho a la vivienda de dicha población con el derecho al medio ambiente de la ciudadanía, compensando y reduciendo al mínimo el impacto que pudiere existir por la desafectación de una pequeña porción de la Reserva Ecológica Costanera Sur.

La lucha histórica de los vecinos del Barrio Rodrigo Bueno puede comenzar a tener una resolución positiva a través del presente proyecto.