Según Basabilvaso, Primera Casa B.A. superó las expectativas

El presidente del Instituto de la Vivienda (IVC), Emilio Basavilbaso, hizo un balance sobre el plan de créditos hipotecarios con la tasa más baja del país -14 por ciento anual-, que lanzaron hace un mes y confirmó que negociaron con el Banco Ciudad (BC) para extender los plazos de inscripción: “Sólo en un mes se anotaron más de 71 mil personas. Estamos muy conformes y cumpliendo nuestra obligación”, señaló en una entrevista realizada por radio Frecuencia Zero.

Además aseveró que la iniciativa les “permite dar una respuesta más masiva a lo que es déficit habitacional en la Ciudad” y que ya se efectuaron 627 préstamos de los cuales “el 81 por ciento son menores de 35; el 82 tiene uno o dos hijos; el 83 gana menos de 3.500 pesos; el 12 sufre alguna discapacidad y el 38 carece de algún servicio básico –luz, agua o cloacas-“.

“Este programa viene a dar más de 3.500 soluciones habitacionales por año”, indicó el funcionario. “Si nosotros logramos brindarlos vamos a estar otorgando más del 50 por ciento del total de las hipotecas en la Ciudad”, informó.

“El IVC realiza bajo un sistema de puntaje social la primera selección de los beneficiarios, que luego se presentan en el Banco Ciudad para seguir la gestión de su demanda”, explica la web del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (GCBA) sobre el programa que otorga préstamos en pesos, con un plazo de 15 y 20 años, bajo el sistema de amortización francés.

“Alcanza a sectores medios y medios bajos que hasta el momento no tenían la posibilidad de tener un techo propio”, argumentó el presidente del organismo, quien luego agregó que “todos saben que con el alza de precios de los últimos años, que no se corresponde con el aumento de salarios, el sector prácticamente se vio imposibilitado a la compra de una vivienda”.

También destacó que “el 53 por ciento de lo que ya se ha otorgado fue para ciudadanos de la Provincia de Buenos Aires”, y que no es casualidad porque hubo “una instrucción del Jefe de Gobierno para poder invitar a quienes no viven acá pero si trabajan, a acceder al beneficio”.

“La mayor parte de la financiación viene por parte del BC, pero la operatoria se desarrolla desde el IVC”, explicó el empleado público, quien notificó que atienden a quienes se inscriben en la página, como a quienes se acercan a las oficinas del organismo en el Pasaje Carabelas 258.

“Una vez que tomamos todos los pedidos el sistema hace un orden de prioridad en función al puntaje, luego pedimos los documentos respaldatorios y una vez que está todo en regla, pasamos las carpetas a quienes otorgan el crédito”, describió Basavilbaso y agregó que “lo más transparente es que la persona busque y que el Estado la ayude a realizar la compra”.

Ante la consulta del periodista del programa Código de Barras sobre la posibilidad de que se arme una burbuja económica por el exceso oferta crediticia, el entrevistado argumentó que, cuando eso sucedió en Estados Unidos, fue porque “el 98 por ciento de las compras se realizaban con hipotecas” y que aquí sólo el seis utiliza esos medios.

Como consejo a quienes se anotaron en el plan y no lograron alcanzarlo, el presidente del IVC pidió que “sigan inscribiéndose todos los meses porque eso les da dos puntos más por vez”. “Buscamos premiar a la gente que insiste y que realmente lo necesita”, expuso. “Hasta octubre, según las normas recientes dictadas por el Banco Central, las operaciones se pueden hacer en dólares. En ese caso estos primeros van a poder hacerlo y, quienes lo reciban a partir de los próximos meses, no”, avisó.

“Primera Casa B.A. plantea que cada uno decida vivir donde más le conviene”, informa el sitio oficial, aunque avisa que “el 15 por ciento del capital inicial lo debe pagar el solicitante, como también los gastos administrativos y de escrituración, que suman alrededor de un cinco más”, y que es para dominios de hasta 750 mil pesos para aplicantes sin hijos y un millón para quienes sí los tienen.

El crédito sirve tanto para comprar propiedades en la Ciudad como para hacerlo en los primeros 100 kilómetros del conurbano bonaerense y es siempre por hasta un 85 por ciento del valor del inmueble como máximo. Además, suma como requisito que lo comprado sea “una vivienda única, familiar y de ocupación permanente”, y que no exceda los 18.500 pesos por metro cuadrado.

Deja un comentario