Positivo avance de la inscripción online

 

El director General de Tecnología Educativa del Ministerio de Educación porteño, Jorge Aguado, analizó cómo es el funcionamiento del nuevo sistema de inscripción educativa online, y confirmó que recibieron 80 mil solicitudes. Se revisarán los resultados para implementar futuros cambios. Además, el experto indicó que muchas familias todavía se volcaron al viejo sistema, por el cual tenían que ir personalmente a los colegios a llenar la planilla. Sin embargo aclaró que fueron “cantidades mínimas”.
Según explicó el funcionario del Gobierno de la Ciudad, “se inscribieron 80 mil alumnos” en el período del 4 al 22 de noviembre. “Nosotros el 9 de diciembre sacaremos el listado de asignación de vacantes para jardín, primaria y secundaria. Tenemos unas 68 mil vacantes disponibles. Pero sin embargo no creemos que haya ningún problema, porque siempre hay casos de fallas en el sistema, o gente que se inscribe en distintas oportunidades”, relató Aguado en contacto con el programa Código de Barras, emitido por Frecuencia Zero. “Históricamente tenemos en secundaria y primaria no hay problemas. En jardín sí se trabaja para cubrir la demanda de vacantes, a partir de los 45 días y hasta los tres años: la ciudad, de todos modos, es el único distrito que tiene esta disponibilidad”, aclaró.
En este sentido, Aguado evaluó que “por ahora el resultado de los cambios fue muy bueno”, y precisó que “se decía que nadie iba a utilizar el sistema, que los padres todavía irían a las escuelas, pero los datos que tenemos indican que unas 50 mil inscripciones se hicieron a través de Internet. Otras 10 mil se hicieron por teléfono, y el resto se hicieron de manera presencial, escuela por escuela o en las sedes comunales”.
Además, el experto en tecnología del Ministerio de Educación de la Ciudad analizó que podrían evaluar algunas modificaciones para el próximo año: “De cara al año que viene hicimos algunas evaluaciones. Lo principal es seguir manteniendo la forma web y la telefónica, pero también manteniendo la forma presencial para que las personas vayan a los colegios”, dijo.
Por otra parte, explicó cómo es el funcionamiento del sistema, y reconoció que en algunos casos el programa podría no privilegiar la vacante para aquellos alumnos que tengan hermanos en grados más avanzados y quieran inscribirse; o para aquellos que tengan a alguno de sus padres trabajando en esa escuela: “Para la etapa de la selección de las escuelas, en el sistema se elegían las ocho escuelas que se seleccionaban como opción. Básicamente dejamos que el usuario pueda elegir desde la primera hasta la última institución. No corría la selección automática del sistema. A la hora de la asignación, no es que generamos una fórmula por fuera del reglamento, con lo cual a la hora de hacer la selección, si había hermanos o familiares en esa escuela, tal vez eso no sea reconocido por el sistema. En el nivel secundario y terciario, por ejemplo, no se tiene en cuenta la regla de la distancia que hay hacia la institución, porque se privilegia la orientación elegida”, dijo Aguado.
De todos modos, Aguado analizó que “más allá de que está chequeado el sistema, nosotros controlamos cuáles son los resultados que arroja”, y contó que en el área en la que se desempeña, se están evaluando nuevos sistemas operativos que se podrían implementar “tanto para la gestión como para trabajar de manera pedagógica: estamos trabajando con aulas virtuales, venimos implementando mucha tecnología”.