Polémica por el cierre del programa Lengua en los barrios

El Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires decidió la disolución del programa  “Lenguas en los Barrios” al interior de la modalidad de Educación Primaria para Adultos.

El Programa Lenguas en los Barrios funcionó en la Ciudad por más de una década, posibilitando que adultos de todas las edades, y con variadas trayectorias educativas, pudieran acceder al estudio de Lenguas y Culturas extranjeras. La propuesta sumaba a las sedes barriales -constitutivas de la identidad del programa y claramente orientadas a redistribuir la oferta educativa-, objetivos académicos de excelencia, combinando accesibilidad.

La actual gestión del Gobierno porteño decidió su cierre, vulnerando los derechos de los estudiantes y provocando una ruptura en el contrato pedagógico ya que se modifican los objetivos educativos propuestos por el Programa desde su fundación; la reducción de sedes a establecimientos de nivel primario; el acatamiento al régimen escolar de primaria; la participación y colaboración obligatoria de estudiantes en actos escolares; la multiplicación de días de cursada; y la eliminación de la certificación de estudios por parte del Ministerio de Educación a través del Certificado en Lenguas Extranjeras.

Frente a esta situación, estudiantes y docentes de “Lenguas en los Barrios” expresaron una profunda preocupación por el abrupto cierre del Programa, la metodología del cierre y la degradación de las condiciones educativas de los estudiantes y de sus docentes.

La incertidumbre que despierta la no garantía de vacantes a los estudiantes del programa mencionado, y de los ingresantes, las dificultades en el acceso a la oferta plantea que el proceso educativo de dichos estudiantes se haya visto interrumpido sumando a las cifras de la deserción educativa en términos generales.

El valor en  la formación en lenguas extranjeras es desde el punto de vista educativo y de la formación de los sujetos, una contribución al desarrollo de las funciones superiores del pensamiento a la vez un aporte a la cultura general de los pueblos.

El aprendizaje de lenguas extranjeras contribuye al desarrollo de las funciones superiores del pensamiento y constituye un aporte a la cultura general de los pueblos, por eso es importante destacar su valor educativo e incidencia en la formación de los sujetos.

Será una pérdida para los vecinos dejar de contar con esta instancia en el marco de un mundo donde se hace cada vez más necesario contar con el conocimiento de idiomas.