Pedido de mantener la gestión pública en Polideportivos barriales de la Ciudad

El diputado de la Ciudad de Buenos Aires Alejandro Bodart presentó un proyecto de declaración originado en la inquietud de numerosos vecinos y usuarios de tres Polideportivos en los barrios de Colegiales, Devoto y Santojanni, sobre los cuales el Ejecutivo porteño inició un proceso licitatorio a fin de otorgarlos parcialmente en concesión privada.

El diputado de la Ciudad de Buenos Aires Alejandro Bodart presentó un proyecto de declaración originado en la inquietud de numerosos vecinos y usuarios de tres Polideportivos en los barrios de Colegiales, Devoto y Santojanni, sobre los cuales el Ejecutivo porteño inició un proceso licitatorio a fin de otorgarlos parcialmente en concesión privada.

En efecto, mediante el Decreto 195/15 (B.O. Nº 4.665) el PE promovió la concesión de la cancha de fútbol y la pileta del “poli” de Colegiales, que no solamente es utilizado cotidianamente por los vecinos de dicho barrio sino también por los de los barrios lindantes.

Ocurre lo mismo con el Decreto 211, de fecha 2 de julio pasado (B.O. Nº 4.683), en relación con el polideportivo de Villa Devoto. Grupos de vecinos nos han manifestado su firme oposición a la licitación abierta y la necesidad de preservar el funcionamiento público.

Igual situación transcurre con el Decreto 268, del pasado 26 de agosto (B.O. Nº 4.713), que pretende dar en concesión privada dos playones de fútbol del “poli” Santojanni, que además de las familias del barrio es asimismo aprovechado por los alumnos del Liceo 8 y del Comercial 32.

En este último caso, ante la resistencia vecinal expresada en petitorios y reuniones con funcionarios, el 4 de setiembre la Dirección General de Administración y Orgnización Deportiva, por Nota Nº 23286342, consideró “oportuno suspender por el momento el proceso licitatorio”. Al día siguiente, la Dirección General de Concesiones del Ministerio de Desarrollo Económico, por Nota Nº 23430318, dispuso “no realizar el llamado a licitación pública”.

De todas maneras, vista la situación ambigua, subsiste entre los vecinos una lógica situación de preocupación por el futuro de los polideportivos. Por ende demandan la derogación de los referidos decretos y la asignación de presupuesto suficiente para las refacciones y puesta en valor necesario para el desarrollo de las actividades deportivas y recreativas.