Parque de la Estación / Los vecinos observaron el avance de la segunda etapa de la obra

Los ciudadanos de Balvanera y Almagro, que conquistaron la creación del Parque, siguen los detalles de la construcción de la obra. Con la apertura de la primera etapa ya disfrutan de los primeros espacios y desde allí observan los avances de la construcción.

Cada mes realizan una visita para verificar lo realizado de forma minuciosa. A pesar del calor y las vacaciones, enero no fue la excepción. Ayer a las 11 hs. los vecinos se encontraron con los arquitectos a cargo de la verificación, para ingresar por el obrador ubicado en la curva de la avenida Díaz Vélez y Gallo.

“En esta época ya tienen que comenzar a techar y luego se empieza a consolidar la obra que va a estar en el interior del galpón. Se arregló la estructura del techo y ahora se vuelven a colocar todas la tejas históricas y se pasa a la estructura interna”, dice el paisajista Fabio Márquez, uno de los impulsores de la creación del Parque, en respuesta a una pregunta de Abran Paso.

Otro avance que se pudo constatar durante la recorrida fue el crecimiento de la flora y fauna autóctona. “De lo que se inauguró como primer sector en octubre pasado, que es el lugar que ya está verdificado, la mayor parte de la vegetación está creciendo, va prosperando, se nota más en las plantas más chicas, en el caso de los árboles habrá que esperar más tiempo”, explica.

Durante un tiempo los vecinos sembraron plantas nativas para enriquecer la diversidad. “Como dato de color, a pesar de que ha pasado poquito tiempo desde la inauguración de la primera etapa, ya se pudo identificar seis especies de mariposas nativas que en el barrio no existían y ahora están presentes en el Parque porque está la flora que les hace de soporte”, destaca el paisajista.

Los avances en la construcción del Parque en los próximos dos meses tienen que ver con la infraestructura interna del galpón y esta etapa no será tan visible como el techo. Dentro del galpón se construirán las redes, la infraestructura de agua, electricidad, desagües y baños. “Como todos los meses vemos la situación de obra, sabemos que estamos en tiempo y plazo; esto se tiene que inaugurar en el mes de mayo. Cuando se termine de techar el galpón, todo lo que va adentro, el polideportivo, el auditorio, la biblioteca, toda la infraestructura que se tiene que hacer, va a ir avanzando más rápido”, sostiene Márquez.

Las  visita de obra se realiza todos los meses,  una vez es de mañana y otra de tarde para generar la posibilidad que vaya público distinto, siempre es abierta a todos los vecinos. En esta instancia hay un poco más de confianza en que las cosas se están haciendo. De todas formas, los vecinos están presentes para que se hagan.

Por otro lado, en este momento realizan reuniones con el Ministerio de Desarrollo Urbano para tocar temas sobre qué dice la Ley, cómo se tendría que reglamentar y cómo va a funcionar la Mesa de Trabajo. En mayo se termina de construir, y hay que empezar a definir el modelo de gestión y el consenso para armar un plan de manejo del parque.

Estas reuniones son abiertas y son útiles para avanzar técnicamente en cómo se va a proponer cada cosa. Se trata de cuestiones que hacen a modelos democráticos de construcción del paseo público y de las actividades que va a tener el galpón.

Fabio señala que no hay mucha jurisprudencia sobre el tema. Se inventa sobre cosas con poca referencia, “hay buena voluntad de resolver algo que todos no tenemos bien claro cómo lo vamos a hacer, porque no hay dónde ir a mirar antecedentes donde esto ya esté funcionando”, asegura.

Los encuentros se basan en entender la ley. Hay un acuerdo en que va a ser un espacio participativo, los vecinos van a poder intervenir en la toma de decisiones. En las últimas reuniones se propuso que todos lean la ley, tanto funcionarios como vecinos. El objetivo es “que se pueda explicitar qué quiere decir cada cosa. Acordar qué es participación, qué es la Mesa de Trabajo y Consenso del Parque. Tiene que tener cierta institucionalidad para que nada quede como obvio y determinar hasta dónde se va a poder participar de manera efectiva y eficiente y que eso garantice una buena administración” afirma Fabio Márquez.

Sobre el final, comenta que existe una discusión política entre los ciudadanos del barrio y los distintos actores del Gobierno de la Ciudad, aunque la relación es buena. Todos traen su propia opinión y se da un debate muy rico, donde hay una práctica democrática y un intercambio bueno.

El ejemplo del Parque de la Estación demuestra que la participación y control ciudadano en la redacción de una Ley, en su reglamentación y en su aplicación, es un fundamental para lograr las mejoras que el barrio necesita.

 

Deja un comentario