Paritarias en educación de la Ciudad

ADEMYS participó de la Mesa Salarial y de condiciones laborales convocada por el Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires.

En la reunión, el Ministro Esteban Bullrich planteó que el día 19 o 20 de enero se abonará la suma extraordinaria de 10% de aumento establecido en diciembre y que aún no están en condiciones de hacer una oferta de cara a la negociación paritaria 2015. Por ello, planteó que podría abonarse en febrero la misma suma con el 10% de aumento otorgado en enero. Por otro lado, sostuvo el Ministro que frente al asueto del 2 de enero y dados los feriados de carnaval, rectificarán la fecha de presentación del personal en las escuelas para el miércoles 18 de febrero, en lugar del viernes 13 de ese mes.

Desde Ademys expusieron y entregaron por escrito al Ministerio el pliego salarial que elaboraron, expresando un conjunto de reivindicaciones salariales, laborales y educativas.
Sostuvieron que las políticas salariales impuestas por el gobierno han tenido un impacto profundamente regresivo sobre el salario docente: salario inicial muy por debajo de la canasta familiar, multiplicación de sumas en negro que reducen el salario básico y la antigüedad achatando en consecuencia la escala salarial, discriminación sobre un importante número de cargos que cristaliza diferenciaciones salariales inaceptables, entre otras cuestiones críticas. Entendiendo que es necesario que la política salarial favorezca que un docente pueda vivir trabajando un cargo de maestro de grado o equivalente, lo cual redundará en mejoras significativas en lo pedagógico, lo laboral y en la salud de los trabajadores; y que es necesario restablecer las disposiciones del Estatuto Docente en términos de escala salarial y antigüedad, así como suprimir la discriminación salarial restableciendo el principio de igual remuneración para igual trabajo, exigen:
– Blanqueo de las cifras en negro y su incorporación al salario básico,
– un salario mínimo (garantía) igual a la canasta familiar: $ 11.000 para el salario inicial, sin antigüedad y $7.000 de salario básico.

Entre otros puntos, destacan la necesidad de recategorización de varios cargos, por ejemplo los de los Equipos de Orientación Escolar y los Asistentes Celadores de Discapacitados Motrices, y de Bibliotecarios de media y superior, entre otros.

Asimismo, plantean el problema del atraso en el pago de los salarios, y destacamos los casos gravísimos de los trabajadores de Fines y de CAI.

Por otro lado, sostienen la necesidad de realizar elecciones de vocales de Juntas de Clasificación Docente en 2015, demandando la restitución de las funciones históricas de las Juntas.

Además, sostienen la necesidad de suspender la aplicación de la Reforma en Media con la llamada Nueva Escuela Secundaria, dados todos los problemas ya enunciados largamente por las escuelas y el impacto negativo que tendrá tanto en términos tanto laborales como de conocimiento y aprendizaje para los estudiantes.

También plantean los problemas vinculados a infraestructura escolar y la necesidad de realizar un plan de construcción de escuelas para dar una solución de fondo a los problemas de vacantes y matrícula, fundamentalmente en la zona sur de la ciudad.

Si bien no hicieron propuestas concretas en cuanto a montos demandados de aumento salarial, la mayoría de los sindicatos presentes coincidió en la necesidad de recomponer el salario docente y establecer un porcentaje de aumento igualitario para todos los cargos, evitando el perjuicio para algunos cargos que quedaron por debajo de la garantía mínima en 2014 o que vieron devaluado su salario. Sin embargo, se discutió cuáles deberían ser los índices tomados como cargos testigos y cuál la relación entre los diferentes cargos. También se sostuvo en su mayoría la necesidad de respetar la escala salarial por antigüedad, dado que hoy existe un achatamiento perjudicial para la docencia que implica que un docente con 120% de antigüedad cobre sólo un 30% más que uno que recién se inicia, y que un docente tarde 14 años en superar el monto de la garantía mínima.

En este sentido, desde Ademys plantearon la necesidad de conformar un espacio regular que pueda pensar de conjunto estos problemas. Para ello, hacen público nuestro pliego de reivindicaciones y estamos a disposición para discutir los que pudieran presentar los demás sindicatos, instándolos a que debatamos de conjunto, a fin de poder elaborar unitariamente y con la participación de la docencia propuestas que den solución a los problemas salariales, laborales y del sistema educativo.

Por último, frente al intento de impugnación por parte del Ministerio de Modernización, sostuvieron desde Ademys la demanda del reconocimiento pleno de sus delegados y la participación de su sindicato en las Comisiones de Salario, Estatuto y Títulos, tal como lo establece el Estatuto Docente.
La próxima reunión de la Mesa será el 29 de enero.