CONDENARON A PEDRAZA A 15 AÑOS DE PRISION

Luego de una campaña que conmovió la Argentina y de una gran movilización acompañó el juicio y la lectura del veredicto, la justicia resolvió una pena de 15 años para Pedraza y otros acusados. Además se condenó a dos comisarios por considerarlos responsables de garantizar una zona liberada para la patota que mató a Mariano.

Es importante destacar que las centrales sindicales no apoyaron el reclamo o solo manifestaron su apoyo de palabra en algunos casos

Quedó afuera del fallo la responsabilidad de Aníbal Fernández (en ese momento Ministro de Seguridad), del ministro Carlos Tomada (sobre quien presentaron la prueba de un diálogo telefónico con Pedraza luego del asesinato) y del gobierno nacional en general por amparar la tercerización y los negociados de las empresas y el sindicato. La querella consideró que fue en defensa de estos negocios que la Unión Ferroviaria coordinó con la empresa y los ministros una táctica para desalojar y evitar un nuevo corte de vías.

 

Los hechos

El 20 de octubre de 2010 trabajadores tercerizados del ferrocarril Roca cortaron las vías a la altura de Barracas. Denunciaban la precarización laboral y exigían su reconocimiento como empleados ferroviarios de planta. Los despedidos exigían su reincorporación.

En el operativo sindical–empresarial–policial para impedir el corte, Mariano Ferreyra muere baleado con armas de fuego en manos de la patota que respondía a la cúpula de la Unión Ferroviaria, actuando en complicidad con funcionarios de la Policía Federal. Mariano era estudiante y militante del Partido Obrero. También sufrieron graves heridas Elsa Rodríguez, Nelson Aguirre y Ariel Benjamín Pintos.

 

El fallo

Las querellas habían pedido la condena a Prisión Perpetua para los autores materiales y Pedraza como instigador del asesinato. Pero los jueces calificaron al asesinato de Mariano como “homicidio simple”, en lugar de “agravado”. Argumentaron que la Unión Ferroviaria no buscaba una muerte, porque no le convenía. Así negaron que haya un plan organizado para escarmentar la lucha de los tercerizados. Plan cuyas intensiones fueron reconocidas por televisión por los propios integrantes de la patota.

Desde este enfoque asignaron 18 años para Favale y Sanchez, los autores materiales. Al resto les tocó penas de 15 años para abajo.

Por otro lado, el Tribunal planteó que no había pruebas de que el dirigente gremial hubiera aleccionado directamente a los autores para que cometieran el crimen, la querella afirmó que nada se hacía sin orden de Pedraza. Finalmente lo consideraron partícipe del homicidio y no instigador.

 

La sentencia:

– José Pedraza, ex secretario de la Unión Ferroviaria: 15 años de prisión, “partícipe necesario del homicidio”.

– Juan Carlos “El Gallego” Fernández, el número dos de Pedraza en el Roca: 15 años, “partícipe necesario del homicidio”.

– Cristian Favale y Gabriel “Payaso” Sánchez, los tiradores: 18 años, “coautores materiales del homicidio”.

– Pablo Díaz, delegado que organizó y coordinó el ataque: 18 años.

– Daniel González y Francisco Pipitó, ferroviarios que impidieron que los periodistas de C5N filmaran el hecho: 11 años.

– Claudio Alcorcel, que llevó a Favale al lugar: 8 años.

– Jorge Ferreyra y Luis Mansilla, comisarios: 10 años, por “partícipes necesarios” del asesinato al haber liberado la zona.

– Otros policías recibieron penas menores.

– Otros dos acusados de participar en el homicidio fueron absueltos.

LA HORA DEL VEREDICTO (19 04 13)

Diego Rojas, autor de “¿Quién mató a Mariano Ferreyra?”, nos cuenta los aportes de su investigación periodística en la causa y Aitor Graña, músico y primo de Mariano, explica el aporte de los artistas en la condena social.
Chocolate por la noticia: Felfort está tomado y hablamos con sus trabajadores; todas las opiniones todas sobre el “18 A”. El licenciado Fabrizio explica el festejo de Tigre y pronostica la fecha. Y además, temas exclusivos suenan en el programa y calentamos motores para la fiesta de la mano de La Cresta de la Olga. Programón.
Parte 1

 

Parte 2

LA PLATA DESPUES DE LA INUNDACIÓN

El desastre tiene responsables.
A 15 días de uno de los peores desastres de la historia de la ciudad, la organización en reclamo de obras y subsidios avanza. El pueblo demostró su ayuda desinteresada y la solidaridad llegó a gran parte de los lugares afectados. El debate sobre los verdaderos responsables políticos y la necesidad de soluciones de fondo, continúa.
Los platenses desde el primer momento demostraron sus mejores reservas, se autorganizaron en el medio del temporal y en pocas horas se multiplicaron los centros de ayuda mientras que los funcionarios del municipio, provincia y nación, debatían quien iba a ser el responsable de lo que pasó.
Gran parte de la ayuda solidaria de las distintas organizaciones sociales, políticas, deportivas y educativas pudo llegar a los lugares. Sim embargo, al principio costó que se cubrieran las zonas más afectadas, por ejemplo Villa Elvira, por el desborde del arroyo Maldonado. También fue complicado en la Barriada de San Carlos y Altos de San Lorenzo, muy afectadas por el arroyo El Gato.
Se hizo evidente que, en medio del caos, fue el pueblo el que irrumpió en la escena y logró hacer llegar su ayuda a pesar de las disputas del poder y sus dirigentes estatales, demostrando así que puede colaborar con miles de compatriotas desinteresadamente.
¿Desgracia natural?
Este desastre no es distinto al de Once, no es distinto al de Cromañón: es parte de lo mismo. Un Estado que gerencia a una sociedad donde a la fuerza reina de forma soberana la lucha del hombre por el hombre; donde un puñado de empresas, monopolios y terratenientes expolian al conjunto de las clases populares.
Cristina Kirchner, Daniel Scioli y Pablo Bruera son los responsables políticos de las muertes y de todas las pérdidas que la inundación dejó. El gobierno nacional no sólo no giró los fondos necesarios para realizar obras, sino que, además, no centralizó la organización de las mismas en el Ministerio de Planificación -el de Obras Públicas de Nación no existe más-.
El gobierno provincial en 10 años no tuvo una actitud diferente. Fue vaciando el Ministerio de Obras Públicas, y, las pocas cosas que se hicieron fueron en beneficio de empresas amigas. Muchas, de hecho, resultaron ser obras deficientes y de poca envergadura, que, de rápida inauguración, sólo sirven para la foto.
El gobierno Municipal tampoco quedó al margen de esto: el código urbano fue elaborado y consensuado con provincia, nación y las empresas constructoras. La Plata tiene un intendente que, hasta el tercer día de haber escurrido el agua, seguía sin abrir las delegaciones municipales para brindar ayuda. Un intendente que, para colmo, twiteó una foto trucha simulando ayuda solidaria.
El fin de semana del 13, desarrollaron un operativo donde que 15 mil jóvenes recorrieron la ciudad dispuestos a ayudar pero lamentablemente fueron parte del “aquí no ha pasado nada”.
Su ayuda solidaria fue bienvenida pero no resuelve los problemas estructurales: no se pueden levantar de nuevo las casillas arrasadas en el mismo lugar donde la inundación se las llevó, como lo hicieron. Se requiere de planes de viviendas, obra pública y subsidios.
La población se sigue organizando
Sigue la pelea por los responsables, por quiénes tienen que pagar los destrozos y solucionar el problema de fondo para que esto no vuelva a suceder. Acá la política, la corrupción y los negociados, le costaron la vida a muchas personas -la mayoría de sectores populares-. El Estado es responsable por eso.
Ya surgieron varias asambleas barriales, movilizaciones por separado y en conjunto a la Municipalidad, para exigir subsidios, obras y demás necesidades urgentes. Los centros de estudiantes, sindicatos y organizaciones políticas y sociales se siguen organizando y luchando en los lugares de estudio, trabajo y vivienda para que haya soluciones de fondo. Esta semana una movilización irrumpió en el Concejo Deliberante, mostrando la indignación del pueblo con Bruera.

PARO EN LA FABRICA DE CHOCOLATE

Trabajadores de la empresa FelFort exigen el pase a planta de sus trabajadores de agencia y otros reclamos
Ayer se inició un paro por salario, condiciones laborales de seguridad e higiene y por el pase a planta de los 200 operarios que se encuentran contratados por una agencia.
Sostienen que es necesario y es justo un plus por pascuas y otro de 1000 pesos para que la inflación no afecte tanto los salarios, más aun teniendo en cuenta las ganancias millonarias que obtiene la empresa y su familia durante las pascuas a costa de los trabajadores. Además, afirman que en las condiciones en que está hoy, Felfort puede llegar a ser otro Cromagnón, con puertas de emergencia soldadas, sin instructivos de evacuación ni indumentaria segura para los trabajadores. Por otro lado denuncian que los maltratos al personal son moneda corriente, y hay distintas denuncias por hostigamiento y maltrato laboral.
“El punto más importante del reclamo es la base sobre la cual la empresa siente que puede hacer lo que quiere con los trabajadores, que es la situación de precarización laboral que viven más de 200 de los 700 trabajadores de la planta, que trabajan para agencia, lo cual es un fraude laboral ya que se cubren puestos efectivos con trabajadores eventuales, contra lo que ya hay un fallo judicial” dice Rodolfo Vidal, delegado de la Comisión Interna.
Es importante afirmar que esta forma de contrato no es sólo en Felfort, es parte de la flexibilización laboral implementada con las leyes de los gobiernos de la década de 1990, no modificadas por el Gobierno kirchnerist. Así, hacen que muchísimos trabajadores en todo el país estén quedando en la calle a diario, rotando de empresa en empresa, sin igualdad de salario por igual tarea, dificultando su negociación colectiva, con una gran inestabilidad laboral y salarios muy bajos. Se multiplicaron en los últimos años los contratos y la tercerización laboral, agudizando las diferencias entre un empleado de planta y de agencia.
El viernes pasado se logró una condena para Perdraza y varios de los responsables del asesinato de Mariano Ferreyra. Lo insuficiente de la condena demuestra una vez más que la tercerización y la precarización laboral es un gran negociado en el que se unen el Estado, las empresas y los dirigentes gremiales.
Muchos jóvenes que ingresaron a la producción en los últimos años son protagonistas de un proceso de disputa de las Comisiones Internas con la dirigencia tradicional de los gremios y practicando una democracia sindical son protagonistas de los reclamos por todo lo que les corresponde.
El barrio de Almagro se conmueve con los ruidos entremezclados con los olores que desprenden los hornos de la fábrica. Son pocas las industrias que hay en la Capital Federal y esta es una de ellas. Una fábrica de Chocolates, de los 2 corazones, de una de las ramas mas importantes en el desarrollo de la economía nacional.
Momento como estos resultan interesantes para reflexionar acerca del destino de la urbe porteña. Para muchos, la sustentabilidad llegará de la mano del turismo y las ventajas comparativas que posee el país por tener su moneda devaluada serán trasformadas en emprendimientos inmobiliarios y prestación de servicios a los extranjeros que llegan a conocer la ciudad o a los grandes eventos.
Otros prefieren la producción de bienes con valor agregado, como una política que garantiza, en el largo plazo, el empleo y el avance de una sociedad. Se trata de un mirar hacia adentro, de acentuar el consumo como una forma de reactivar el mercado interno y con él alcanzar los mejores niveles de produtividad y empleo.
Un reclamo, una fábrica, un momento para que todos pensemos en el futuro de todos.

¿CÓMO SE DICE DESESTABILIZAR EN INGLÉS? (17 04 13)

Hoy: La actualidad de Venezuela y el rol de EEUU en los hechos de violencia, la movilización de documentalistas al INCAA y el paro de los trabajadores judiciales. El licenciado Fabrizio explica por qué los hinchas de Boca desmienten que la justicia este corporizada y por si fuera poco, en medio de la fiebre BAFICI, nosotros te hablamos del BAZOFI.
Musicaliza y denuncia: Jamaicaderos Sanación.
Parte 1

 

Parte 2