NOTICIAS DE LA CAPITAL FEDERAL

Movilización de Centros de Estudiantes Secundarios

El viernes 28/6 se movilizaron alrededor de 2.000 estudiantes secundarios a reclamar contra la reforma llamada “Nueva Escuela Secundaria”, que incluye lineamientos del Consejo Federal de Educación de la Nación y la aplicación por parte del Gobierno de la Ciudad. Exigen que no se cierren orientaciones ni se recorten horas de historia, geografía entre otras materias importantes, y que en las jornadas se discutan las currículas y que sean resolutivas.

Convocaron y asistieron la inmensa mayoría de los centros de estudiantes de la Capital Federal que coordinan en la Coordinadora de Estudiantes de Base (CEB), y unos pocos de la FES y la CUES, el Centro del Profesorado Joaquín V. González, Ademys, la FUBA y otras organizaciones. Se leyeron los reclamos de los colegios por área, mandatados por cada colegio y redactados en la CEB: Técnicos Autoconvocados, El Bloque Artístico, la Asamblea de Normales e IES, preuniversitarios y bachilleratos populares.

 

Hospital Borda

El 26 de junio, a dos meses de la represión dentro del Hospital Borda, se realizó una movilización donde se denunció la responsabilidad política del gobierno de Macri y se exigió castigo a los responsables.

Se anunció la presentación de un proyecto en la Legislatura porteña para frenar la construcción del Centro Cívico en los terrenos del Borda.

 

 

Ocupación de una sede de ANSES

La Agrupación Clasista Lucha y Trabajo reclamó trabajo y que se flexibilice la inscripción al programa “Ellas Hacen”.

El martes 25 de junio los trabajadores de la Agrupación Clasista y la Cooperativa “Lucha y Trabajo” realizaron una ocupación de la ANSES (Administración Nacional de Seguridad Social) del barrio porteño de Mataderos.

Reclamaron puestos de trabajo y que se vuelva a abrir y flexibilice la inscripción al programa “Ellas Hacen”, una extensión del Argentina Trabaja. Este programa hoy tiene criterios de selección muy restrictivos: está limitado a las mujeres con tres o más hijos, con un hijo con discapacidad o con una denuncia a su pareja por violencia de género. Así, por ejemplo, una mujer del barrio de Soldati sola y con 2 hijos queda automáticamente rechazada. También reclaman que se incluya a las cooperativas de trabajadores independientes de los punteros oficialistas para prestar los servicios que el programa contempla.

Recién luego de 4 horas de ocupación fueron atendidos. En un comunicado, la Agrupación Clasista “Lucha y Trabajo” explicó: “Se les planteó a las autoridades de la delegación que con la inflación real en el 30% o más que se come nuestros ingresos y con el kilo de pan entre 16 y 20 pesos, el INDEK del Gobierno de Cristina K se sigue burlando al sostener que los trabajadores podemos comer con 6 pesos por día y que los supuestos 500 productos a precio congelado no se consiguen en ninguna parte. También que la situación de los trabajadores empeora no sólo con la inflación, ya que entre enero y marzo de este año hay 173 mil desocupados más, y ni hablar de los puestos en negro y precarios que son los primeros que perdemos el 40% de los trabajadores que estamos en esa situación”.

Ante la firmeza en el reclamo y la ocupación, funcionarios del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación acordaron una reunión para el lunes 1º de julio para tratar los reclamos presentados. La asamblea de los trabajadores levantó la ocupación a la espera de soluciones en dicha reunión, resolviendo que, en caso de no obtenerlas, se continuará con las ocupaciones de distintos edificios públicos nacionales.

La Agrupación Clasista “Lucha y Trabajo”, de los barrios de Lugano y Soldati, a principios de año protagonizaron una prolongada lucha de más de dos meses en defensa de los puestos de trabajo que el Gobierno de la Ciudad les había dado de baja. Tras decenas de movilizaciones y la toma del Ministerio de Desarrollo Económico, obtuvieron la recuperación parcial de los puestos.

LOS ESTUDIANTES DICEN NO

Hoy (28-06): Los estudiantes marchan contra la reforma de las escuelas secundarias ¿Por qué? te lo cuenta Ivan Delvequio, parte del centro de estudiantes del colegio técnico Cornelio Saavedra. El paro en el hospital de niños ex Casa Cuna, el aumento del ABL votado en la legislatura para el 2014, la “superfinal” entre Newell’s y Vélez y la victoria de España en las confederaciones, y el ante último capitulo del Abran Paso Leaks, donde el conflicto con los interventores arde más que nunca.

 

Parte 1

 

Parte 2

 

Félix Díaz en Abran Paso

A raíz de su encuentro con el Papa Francisco, y la polémica participación de Robert Ñancucheo en el programa 678, hoy entrevistamos al líder de la comunidad Qom Felix Díaz.

Audio

FALLO DE LA CORTE SOBRE LA REPRESENTATIVIDAD GREMIAL

Fallo de la Corte Suprema sobre la representación sindical. La Corte Suprema declaró inconstitucional la exclusividad de representación sindical para los sindicatos con personería gremial.

El mismo día que declaró la inconstitucionalidad de artículos fundamentales de la reforma al Consejo de la Magistratura impulsada por el kirchnerismo, el pasado 18/6, la Corte Suprema también falló en contra de la exclusividad de los sindicatos con personería gremial para la representación colectiva de los trabajadores. Declaró inconstitucional el artículo 31 inciso a) de la ley N°23.551 de asociaciones sindicales, que otorga dicha exclusividad. En cambio, también le reconoció la representatividad a ATE: un sindicato con simple inscripción gremial.

La resolución fue dictada por una causa abierta por ATE en 2003 contra una rebaja salarial por parte de la Municipalidad de Salta. La Municipalidad argumentó que ATE no podía ejercer la defensa colectiva, sino que le correspondía a UTM, el sindicato con personería gremial. Con diez años de retraso y en medio de los cruces con el gobierno nacional, la Corte Suprema también declaró inconstitucional la rebaja salarial que dio origen al conflicto.

Inmediatamente, Antonio Caló de la CGT oficialista salió a criticar el fallo y cuestionó que se avale que “cualquiera puede armar un sindicato y discutir salarios”. Es que la cúpula sindical no quiere perder su monopolio en la representación gremial ante el Estado y los empresarios. Y el gobierno tampoco quiere dejar de decidir quién ejerce ese monopolio, a partir de otorgar o no la personería gremial desde el Ministerio de Trabajo. Este fallo significa un golpe al acuerdo entre gobierno nacional y sindicatos para mantener la gobernabilidad de los conflictos.

Si bien judicialmente el fallo rige tan sólo para el caso particular en cuestión, deja sentada jurisprudencia y significa un fuerte aval para el reconocimiento de la representación colectiva por parte de las asociaciones con simple inscripción gremial; no sólo ante el Estado nacional sino también ante los gobiernos provinciales y empresarios. A la vez, el Ministerio de Trabajo mantiene cajoneados una cantidad de expedientes sobre asociaciones sindicales que solicitan la simple inscripción gremial.

PUEBLADA EN BRASIL

Seis días de manifestaciones gigantescas en casi todo el Brasil contra el aumento del boleto del transporte. Dilma “escucha voces” y busca desactivar el estallido social. Río de Janeiro y San Pablo debieron retroceder. Pero las marchas y concentraciones continuaron. ¿Contra qué se rebela la juventud brasileña?

Empezó el jueves 13/6 como una protesta contra el aumento del pasaje en colectivos, subtes y trenes. Pero la brutal represión policial en San Pablo con balas de goma, gases lacrimógenos, palos, más de 200 detenidos y un centenar de heridos lo transformaron en manifestaciones multitudinarias que se extendieron a Río de Janeiro, Porto Alegre, Curitiba, Maceió, Natal. El aumento del boleto no fue más que la chispa que incendió la pólvora: “¡No es por centavos, es por derechos!”, clamaban las consignas y carteles.

 

“¿El Mundial para quién?”

 

El viernes 14, las protestas estallaron a las puertas del estadio Mané Garrincha de Brasilia. Los manifestantes vinieron a arruinar la fiesta de Dilma justo cuando el gobierno quería mostrar su mejor cara a los socios europeos y chinos, horas antes del partido Brasil-Japón que inauguraba la Copa de las Confederaciones, antesala del Mundial de Fútbol de 2014 y de los Juegos Olímpicos de 2016 a realizarse también en Brasil. 500 miembros del Movimiento Sin Techo quemaron neumáticos en repudio a los 15.000 millones de dólares que el gobierno gasta —con el pretexto de “dar trabajo”— en la construcción de fastuosos estadios y líneas ferroviarias y de subte para esos eventos, mientras más de 50.000 brasileños viven y mueren en la calle.

En San Pablo, otras columnas desfilaron con carteles que preguntaban: “¿El Mundial para quién?”.

 

“País emergente”

 

Tras una precipitada reunión con Lula Da Silva —el ex sindicalista y presidente del país y actual jefe del partido oficialista PT— y con el alcalde de San Pablo Fernando Haddad (también del PT), Dilma Rousseff decidió escuchar “las voces que vienen de la calle”, según dijo el martes 18 por televisión. Los intendentes de Recife, Porto Alegre y Cuiabá anunciaron la anulación del aumento del boleto de transporte. El gobierno en pleno decidió dar un paso atrás para enfriar el caldero.

 

Ahora Rousseff “escucha voces”; pero para eso fue necesario que 200.000 personas ganaran las calles en casi 20 ciudades de todo el Brasil durante 6 días denunciando los negociados y enfrentando los palos y gases de la policía de Dilma. Durante años, además, tampoco escuchó las “voces” de los trabajadores de la construcción que hicieron innumerables huelgas contra las condiciones laborales semiesclavistas que imperan en las obras del Plan de Aceleración del Crecimiento (PAC); ni las de millones de campesinos cuyos dirigentes son asesinados por las guardias blancas, y que siguen reclamando el cumplimiento de la Reforma Agraria que Lula prometió y cajoneó; ni las del “Movimiento Pase Libre” —que incluye a jóvenes, estudiantes, sindicalistas, anarquistas, feministas y militantes de izquierda, conectados a través de las redes sociales— que hace años plantean el reclamo que ahora estalló por el costo de los pasajes del transporte…

 

El precio del boleto pasó de 3 reales a 3,20. No parece mucho,,, pero en moneda argentina son ¡8 pesos! Y en el Brasil de Dilma la inflación crece y se come los salarios, mientras los negociados con los estadios y las faraónicas obras del PAC se comen el presupuesto nacional, y con él las escuelas y los hospitales públicos.

 

Eso sí, los organismos financieros de las potencias ponen a Brasil y a sus proyectos de infraestructura por las nubes: “país emergente”, la sexta “potencia” mundial, miembro del “grupo BRICS”, altas reservas, bajo desempleo… Brasil es uno de los mayores productores mundiales de alimentos, pero la mitad de su gente no tiene para comer. Más allá de algunas producciones hipertrofiadas, Brasil sigue siendo un país dependiente, atrasado y deformado, en el que la mayor parte de la tierra está concentrada en pocas manos, y donde lo fundamental de la industria está en manos del capital extranjero (directamente o asociado a monopolios locales).

 

Todo esto asoma detrás del estallido de estos días, con movilizaciones de una magnitud que no se conocía desde la oleada juvenil que en 1992 se llevó puesto al presidente Fernando Collor de Mello. Manifestaciones esencialmente espontáneas; en eso está su fuerza y también su debilidad, porque por un lado los sectores que enfilan tras el gobierno dilmista retroceden apelando nuevamente a la demagogia, y por el otro la oposición —respaldada por otras potencias— intenta montarse y encauzar las aguas de la revuelta popular hacia su propio molino.

Es cierto que en el capítulo actual la ola de rebeldía agitó centralmente a las capas medias, y que no llegó más que a una parte de la juventud proletaria. Pero no es sólo “por centavos”.