Nuevos testigos complican al oficial de la Metropolitana

El abogado de la familia del Lucas Cabello,  el joven de 20 años baleado el pasado lunes 9 de noviembre  en el barrio de La Boca, denunció al gobierno porteño por intentar instalar la culpabilización de la víctima. 

Nahuel Bergier , afirmó que hubo una enorme respuesta popular por parte de los vecinos de La Boca para expresar que un agente que le dispara a quemarropa tres tiros a un joven, en realidad es una delincuente y que esto es lo que tiene que investigar la Justicia

En la causa declararon testigos que pasaban por el lugar y vieron al oficial Ricardo Ayala de la Policía Metropolitana dispararle al cuerpo de Lucas Cabello. La coartada del policía es que se trata de legítima defensa porque Lucas estaba armado. Sin embargo no hay ningún indicio que pruebe esta hipótesis, por el contrario la única arma que apareció en el lugar es el arma del policía Ayala.

Además el único que tiene heridas de arma de fuego es Lucas, el  policía metropilitano no tiene nada, ningún testigo dio cuenta de un enfrentamiento, sino que lo que dicen es que vieron a Lucas agonizando y al policía Ayala disparándole a quemarropa.

La defensa de la familia presentó un pedido de audiencia con la Vicejefa de Gobierno porque consideran que sus dichos son mentira -María Eugenia Vidal, afirmó que se trataba de una intervención de la Policía Metropolitana ante un caso de violencia de género- e incluso la coartada del efectivo es muy diferente a la versión de la Gobernadora Electa. “Le mintió a la población y le faltó el respeto a la familia de Lucas” afirmó el abogado Nahuel Bergier. Quien agregó que “los funcionario no colaboran con la justicia, sino que intentan intervenir desde lo medios de comunicación parta entorpecer la investigación”.

Lucas Cabello se encuentra estable, pero grave. No lo pudieron operar para extraer la bala que tiene alojada en la médula espinal porque es una operación que implica mucho riesgo, por lo que los médicos decidieron por ahora no operarlo. Sigue internado.

El Policía fue indagado la semana pasada y todavía restan algunas medidas de prueba. El juzgado aún está tomando algunas declaraciones testimoniales y la semana que viene tiene que resolver la situación procesal de Ayala. La defensa solicitó que sea procesa con prisión preventiva por el cargo de tentativa de homicida agravado por ser cometido por un agente de la fuerza pública y por el estado de indefensión de la víctima.