Nuevo robo en el colegio Guillermo Correa

Los delincuentes ingresaron por la parte trasera de la institución ubicada en Saavedra y Chile. Es el cuarto robo que sufren desde el comienzo del año. Las madres de los alumnos contaron que esta vez ya no tenían nada para llevarse.

El robo de la escuela ubicada en Saavedra al 600 ocurrió el fin de semana pasado cuando culminaban las vacaciones de invierno.

“Está vez ya no pudieron robar nada”, contó Alejandra Blanco, mamá de un alumno, en dialogo con Abran Paso. Sus palabras no son aleatorias, se refiere a que se trata del cuarto robo que sufre el colegio en lo que va del año.

Los ladrones no encontraron objetos de valor para llevarse. En ese marco decidieron tirar el polvo de los matafuegos por todos los pasillos y las aulas.

“Ya es imposible ese colegio por los robos que sufre”, alertó Alejandra y se refieres a una situación que ocurrió luego del último hurto del año pasado cuando las autoridades decidieron poner pusieron rejas para reforzar la seguridad. Esto no cayó del todo bien en la comunidad educativa, “parece más una prisión que un colegio”, destacó.

El robo anterior fue el 26 de junio. En esa oportunidad ingresaron al jardín trepando por la reja que da a la cancha de fútbol de la Plaza Velasco Ibarra. Luego pasaron al colegio e hicieron todos los destrozos posibles, rompieron las puertas de las aulas, abrieron los armarios y sacaron los papeles de trabajo de las maestras junto a las fotocopias con las tareas de los alumnos. También se llevaron las tablet y computadoras de los chicos. “Hasta las tizas se robaron”, señaló Alejandra.

La bronca de docentes, padres y alumnos se enfoca en la falta de efectivo se seguridad en la zona. La madre consultada considera que no hay policías porque “si estuvieran en la plaza los verían cuando los ladrones se cuelgan para el lado del colegio”.

Este miércoles al mediodía se realizó una reunión de madres para decidir cómo seguir. Hoy a la tarde participaran de un nuevo encuentro de Comisaría Cercanas a las 18.15 hs. en el destacamento 3B ubicado en Urquiza 554 (ex octava).

Miembros de la Red de Vecinos Manzana 66 también participaran del encuentro. Recibieron denuncias sobre roturas de vidrios en autos y comercios por la zona de la calle La Rioja.

Los problemas de seguridad en Balvanera persisten. Los vecinos están decididos a reclamar soluciones.

 

Deja un comentario