Nuevo Foro de Seguridad Pública en la Comuna 3: narcomenudeo, manteros y el Caso Pachu

Funcionarios policiales y judiciales escuchan a vecinos de la Comuna 3

Vecinos debatieron con comisarios, autoridades del Ministerio Público Fiscal CABA y del Ministerio de Justicia y Seguridad porteño.

Este martes se realizó el segundo Foro de Seguridad Pública (FOSEP) del año en la Comuna 3 (Balvanera y San Cristóbal). Más de cincuenta vecinos se reunieron con autoridades policiales y judiciales en el Círculo de Suboficiales de la Policía Federal Argentina, ubicado en la avenida Belgrano 2584. 

Este fue el segundo foro del año. Debió hacerse antes, pero se pospuso por el cronograma electoral, expusieron autoridades porteñas. Estuvieron presentes este martes Jorge Tanucio, de la Dirección General de Vinculación Ciudadana del Ministerio de Justicia y Seguridad porteño; Agustín Buono, secretario de Cámara en el Área de Transición al Área de Casos Especiales de la Unidad Fiscal Este (Ministerio Público Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires); por la Policía de la Ciudad estuvo el jefe de la Comisaría Vecinal 3-B (Catamarca 1345), Carlos Scheiermann; el jefe de Comisaría Vecinal 3-A (Lavalle 2625), Orlando Quintana; Juan Romero, responsable de la División Sumarios y Brigadas en la Comisaría Comunal 3 (Lavalle 1958). 

Entre los vecinos hubo voces a favor y en contra del desempeño de fiscales y policías en esta Comuna. Se habló en especial de la zona de Once y del Abasto. El narcomenudeo dominó la mayor parte del encuentro. Otro tanto se habló del crecimiento de los manteros en la zona comercial de Balvanera. 

Uno de los primeros vecinos en hablar, Alberto Almirón, dijo que hay mucho narcomenudeo en la zona comprendida por las avenidas Pueyrredón y Corrientes y las calles Anchorena y Perón. “Hay mucha venta de droga, también rompen los vidrios de los autos. Me cansé de ver cómo esconden la droga en los autos para descartarla”. 

Uno de los testimonios más preocupantes fue el de la vecina Adriana, que vive en Alsina y Urquiza: “En enero de este año dejaron el cadáver de un delincuente vinculado a la venta de drogas en la puerta de mi casa. Este domingo apareció otra persona que creí que estaba muerta (los policías dijeron que solo estaba herido). Esta esquina es un foco de todo. Hay una cevichería (sobre Urquiza, entre Yrigoyen y Alsina) y una bailanta clandestina (estaría frente a la Escuela Zapiola de Urquiza 277) donde venden droga constantemente”. 

Otro vecino de esa esquina sintetizó: “Tengo 81 años y tomo pastillas para dormir porque veo todo lo que pasa acá con la droga, el robo. Somos los giles que pagamos (impuestos) y recibimos piñas (de ladrones)”. También se quejó por la falta de participación vecinal para presionar por mejor seguridad en la zona. 

La vecina Gloria Llopiz Ortiz, referenciada con la ONG Buenos Vecinos BA, opinó: “En la zona de Once y Abasto hay al menos siete corredores de narcomenudeo. Hay al menos tres personas asesinadas en la zona en lo que va del año”.  

Dos vecinas de la zona de Catamarca y Rivadavia expresaron: “Había venta permanente, ahora mejoró mucho. Ahora hay un solo narco. Con eso me conformo. Ahora están sobre Yrigoyen, entre Catamarca y La Rioja. Algunos que venden viven en los hoteles”.

Desde la Dirección General dijeron: “Hubo muchos casos de venta de droga donde quedó mucha gente detenida. Hay que ver cómo está hecha la investigación. Hay órdenes directas de la secretaría de Justicia y Seguridad porteña de actuar”. 

Buono dijo que desde enero de este año la investigación de narcomenudeo pasó de la órbita federal a la porteña, en el marco del traspaso de competencias judiciales de Nación a Ciudad: “Hay muchas investigaciones en curso sobre la Comuna 3 vinculadas con denuncias hechas por autoridades porteñas, denuncias anónimas de vecinos. Esas investigaciones están a cargo de diversas fuerzas como Gendarmería Nacional (GN), la Policía de la Ciudad o la Policía Federal Argentina (PFA)”. 

Dijo que en los últimos 15 días (último turno) la Fiscalía Este tomó indagatoria a 149 personas que fueron detenidas por narcomenudeo en flagrancia (arrestados en el momento en que cometían el delito). Fueron indagadas a 24 horas de cometido el hecho. En lo que va del año hubo más de 100 condenas por narcomenudeo en la Ciudad con la Justicia porteña, hubo 200 probation y 28 expulsiones del país de extranjeros, según datos oficiales que brindó. 

“En las denuncias anónimas se debe hacer una investigación para llegar a resultados concretos”, dijo y expuso que en el narcomenudeo “un día detenés a uno y al día siguiente otro ocupa su lugar para seguir vendiendo droga”. También dijo que buscan dar con el paradero de personas ligadas a la venta de droga, pero que no las ubican al comienzo porque se van mudando por los distintos hoteles que hay en la zona de Once. 

Romero dijo que en la vía pública se hacen controles constantemente y reconoció que hay sitios como hoteles o negocios donde se vende la droga. Puntualizó que en la actualidad hay más de 35 causas en investigación. Señaló: “Con la AGC (Agencia Gubernamental de Control, ente público porteño que habilita o clausura negocios) fuimos a hacer operativos, pero los locales estaban cerrados, no sabemos si alguien pasó el dato y nos traicionó, vamos a volver, tenemos muchas denuncias sobre esos lugares (en torno a Alsina y Urquiza)”.

En esta línea, Quintana dijo que investigan inmuebles que se usan aparentemente como boliches bailables en la zona de La Rioja, cerca de avenida Rivadavia: “Vamos a ir con la AGC a ver si tienen los papeles en regla. No quiero que haya otro Cromañón en el barrio”.  

También se habló bastante sobre los manteros. Quintana dijo: “Ayer (el lunes) agredieron a una oficial (durante un procedimiento donde intentaron liberar las veredas) y hoy tengo otros dos más heridos”. Romero señaló que por día se incautan más de 200 objetos que se ofrecían en la vía pública. Habló de 40 hechos por la ley de marcas (vender ropa con logos adulterados).

El vecino Almirón también habló de los manteros: “Es un drama, los vendedores ambulantes coparon las veredas, es una situación es difícil”. Llopis puntualizó: “Hasta enero no había manteros. Se instalaron en las veredas de Once y ahora va a costar un montón sacarlos”. 

Amalia, una vecina que vive sobre Castelli entre Rivadavia y Mitre, habló de “vivir rehenes” de los manteros. “Sobre Mitre la vereda es angosta, pero ellos ponen mantas y es peligroso”, dijo. También habló de que es mucha la gente en situación de calle que duerme sobre la revoca de Pueyrredón, entre Mitre y Rivadavia: “En las últimas semanas bajó la cantidad”. 

Otro de los momentos salientes fue cuando se habló de la muerte de Adriel “Pachu” Delgado, ocurrida el 1 de mayo en Independencia y La Rioja. Alberto Aguilera, de la asamblea de vecinos por la Manzana 66, comentó que las cámaras de seguridad no pudieron captar la patente de la camioneta que atropelló al adolescente y se dio a la fuga. El vecino dijo que, según transmitió la familia que tiene acceso a la investigación, se registró al vehículo entre el Bajo porteño y Flores y en ningún momento las imágenes de las cámaras de videovigilancia del Gobierno porteño son lo suficientemente claras como para divisar los números de la patente. Por esta situación el caso está impune.

Poste de Facebook de la Red de Vecinos Manzana 66 al finalizar la reunión.

El representante de la Dirección General de Vinculación Ciudadana del Ministerio de Justicia y Seguridad porteño dijo que en el último tiempo el Gobierno de la Ciudad instaló cámaras de última generación y que habrá muchas más. Sobre el caso de Pachu, no dijo más al respecto. Señaló que deben ser las autoridades judiciales las que deben intervenir para hacer que avance el caso. Los comisarios no se pronunciaron.

Aguilera también mostró una nota publicada en el sitio RealPolitik sobre la presunta protección a 500 narcos y el presunto cobro de coimas a 250 comerciantes de Once. Al respecto, las autoridades policiales no se pronunciaron y Buono sintetizó: “Muchos de los lugares que nombra la nota ya están en investigación, otros están en verificación para iniciarla”.

Por último, el vecino dijo que la comunidad impulsará un proyecto para crear en el ámbito de 24 de Noviembre, Catamarca, Moreno e Hipólito Yrigoyen un “centro cultural y comercial, para que la zona se ilumine, que limpien los frentes, que la gente de ahí esté tranquila”. Para ello juntan firmas y acudirán ante la Junta Comunal 3 (siete comuneros elegidos por los vecinos por un plazo de cuatro años). 

Otro de los temas expuesto por los vecinos fue el de las terminales clandestinas de colectivos en la zona de Once. Una vecina dijo que uno de los ramales del 88 es de media distancia y que para en Rivadavia y Catamarca: “Estacionan en doble fila cuatro o cinco micros y terminan por armar un túnel, un paredón que es peligroso para la circulación”. En el Parque de la Estación de Gallo y Perón también es común ver a micros de larga distancia aparcar en las inmediaciones de este espacio público, pese a que no está permitido. 

Los comisarios porteños señalaron que además de los uniformados propios de cada comisaría hay policías adicionales en zonas conflictivas de Balvanera. Indicaron que hay agentes del nuevo Modelo de Acción de Respuesta Táctica (MARTA) en la zona de Plaza Miserere y por calles aledañas hacia la zona del Abasto. 

La ubicación de los policías se define en base a datos del Mapa del Delito oficial (elaborado en base a denuncias radicadas en comisaría, con actualización semestral). Son los efectivos que tienen uniforme negro, sintetizaron los comisarios para que los vecinos estén al tanto de su presencia.