Nuevo banderazo de trabajadores del Hospital Ramos Mejía por mejoras salariales

Foto. Red de Vecinos Manzana 66

Este viernes, personal de salud se concentró en la puerta del establecimiento de Balvanera para exigir al Gobierno de la Ciudad reconocimiento del sueldo y de insalubridad de su labor, el pase a planta de los contratados y la reapertura del jardín maternal.

No es la primera vez que los trabajadores del Ramos Mejía, ubicado en General Urquiza 609 (Balvanera, Comuna 3), se manifiestan en la entrada de la institución para hacer oír sus reclamos. Desde que comenzó la pandemia piden una mejora salarial y que se les provea de elementos de protección personal para afrontar el COVID.

En esta ocasión, el encuentro fue el viernes a las 10:30. En las escalinatas que llevan a las puertas del edificio, el Cuerpo de Delegados SUTECBA Hospital Ramos Mejía solicitó al Gobierno porteño reconocimiento salarial e insalubridad para todos los trabajadores del lugar (servicios generales, administrativos, técnicos y auxiliares de enfermería, enfermeros profesionales y licenciados), la efectivización de las más de 100 personas contratadas y la reapertura del Jardín n°6.

Claudio Gómez, delegado, reafirmó que ya vienen saliendo en diversas ocasiones a protestar para hacerse oír. “Nuevamente estamos acá para que el GCBA escuche nuestros reclamos, que es similar al reclamo de todos los sanatorios de la Ciudad”, expresó. En cuanto al jardín, aseguró que fue cerrado muy a pesar de las decisiones judiciales que establecieron su habilitación y refacción. “Sin embargo, lo desmantelaron y le sacaron el escudo de la escuela. En el momento en el que piden la presencialidad, nos cierran una escuela”, agregó.

También habló sobre la situación sanitaria, a la que calificó como “peor que el año pasado”, en cuanto a la demanda de oxígeno por parte de los pacientes. “Viene más potente, por cómo actúa en el cuerpo de la gente, es mucho más grave. El hospital está preparado para eso, se acaba de terminar la obra de oxígeno central, eso es muy beneficioso para todos. Además, incorporaron más de 100 enfermeros contratados. El tema es que los chicos mes a mes están angustiados porque no saben si van a renovarles el convenio, y si les ofrecen un contrato efectivo en otro lado se terminan yendo. Por eso nosotros pedimos que los efectivicen. Es lo que está haciendo falta. Cada uno está cumpliendo un rol importantísimo en cada área de internación”, enfatizó.

Por otro lado, en una entrevista a la Televisión Pública, apuntó: “Está demostrado con esta pandemia que nuestro trabajo es insalubre, por eso hemos presentado un proyecto de ley en la legislatura para que nos consideren así. Como se sabe, siempre se trabajó con el personal justo pero la demanda por COVID es el doble de la actividad laboral. Entonces, los trabajadores  están sobrecargados, cansados y son vulnerables a infectarse y llevar el virus a sus domicilios, contagiando a sus familias, como ya ha sucedido. Ya hemos tenido que obligar al gobierno, con dos recursos de amparo en la justicia, a que nos provean en calidad y cantidad de todos los equipos de protección”.