Nueva planta de tratamientos de residuos en la Comuna 8

El jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, inauguró la planta de tratamientos de residuos secos más moderna de todo el país en el barrio de Villa Soldati.

Una de las comunas más castigadas de la Ciudad volvió a ser testigo de un acto oficial. Esta vez se trató de la presentación de una nueva planta dentro del Centro de Reciclado ubicado en Villa Soldati. Según el Ejecutivo porteño se podrán recuperar 10 toneladas de desechos por hora, con un proceso de selección superior y mejores condiciones de trabajo para los empleados.

“Es la planta más moderna de toda la Argentina, acá se trata el 30 % de todo los residuos de la Ciudad de Buenos Aires” resaltó el jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta, acompañado por el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, y el ministro de Ambiente y Espacio Público, Eduardo Macchiavelli.

“Toda la poda que antes se enterraba con el resto de la basura ahora se va a separar, igual que los volquetes con los restos obras y las campanas verdes” resaltó Rodríguez Larreta y aprovechó la ocasión para hacer un balance de su gestión, “La verdad es que si miramos un poquito para atrás todo a mejorado muchísimo en la separación y tratamiento de los residuos reciclados. Hace cinco años no se separaba nada, y venir hoy y ver esta planta con la mejor tecnología para cuidar el medio ambiente de la ciudad es un avance enorme”.

Desde el Gobierno de la Ciudad informaron que la tecnología MRF (Material Recycling Facility, por sus siglas en inglés) permite recuperar 10 toneladas de residuos por hora, cuando hoy en los Centros Verdes que aún no cuentan con esa tecnología se procesan unas 6 toneladas por jornada laboral.

La planta MRF, además de tener una mayor capacidad de tratamiento, posee una maquinaria que permite reciclar papel, cartón, vidrio, metal o plástico con una mejor calidad, ya que el proceso de selección es muy superior.

El proceso se realiza con una línea de carga automatizada, una primera sección de separación de materiales de dos y tres dimensiones, un separador de materiales ferrosos y no ferrosos, un lector óptico de separación de materiales plásticos, un separador de vidrios, un área de refinamiento manual y una enfardadora.

Diego Santilli destacó que “hoy la Ciudad de Buenos Aires está enterrando 2.800 toneladas/día por sobre las 6.000 que produce”.

Por su parte, Eduardo Macchiavelli consideró que se está “recuperando materiales secos, 400 toneladas por día” e intentó demostrar las perspectivas al afirmar que el objetivo en el mediano plazo es “duplicar esa cantidad” y “llegar a 800 toneladas/día”.

Una vez más queda demostrado el gran acierto que significó el proceso de inclusión social que integró a los cartoneros y generó mejores condiciones ambientales en una ciudad que cada día tiene más inconvenientes en esa materia.