Nueva medida de fuerza contra el traslado y cierre del Jardín del Hospital Ramos Mejía

Docentes y padres de la institución educativa realizarán una nueva medida de fuerza para rechaza lo dispuesto por le Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires.

Realizarán un semaforazo que comenzará hoy a las 17,30 hs. en Venezuela y Urquiza y luego se trasladará a Urquiza e Independencia a las 18 hs.

El triunfo logrado con la apertura del lactario en marzo del 2019 es un paso que impulsó a la comunidad educativa a recorrer un nuevo camino todos juntos: docentes, familias, trabajadores del Hospital y organizaciones sindicales y barriales.

En plena crisis y con la disposición del cierre del Lactario para el 2019, la ministra de Educación Soledad Acuña y el jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta, mediante la Res. Nº 3968/MEIGC/2018 del 04/12/2018, resolvieron el traslado de la Escuela Infantil 6 D.E. 6 a la Plaza de Av. Belgrano y Av. Jujuy (Manzana 66) donde están construyendo un edificio para una nueva escuela.

Esta resolución fue tomada  unilateralmente y vulnera no sólo el derecho de los niños y niñas que concurren al “Jardín del Ramos” sino que también el de las trabajadoras que son madres y docentes del mismo, y en definitiva a toda la comunidad educativa.

Este “traslado” implica no sólo la pérdida de derechos adquiridos sino también la privación de identidad de su espacio de pertenencia que tienen los cientos de niños que concurren actualmente al “Jardín del Ramos”. 

En una ciudad donde faltan más de 15000 vacantes es necesario y urgente la construcción de escuelas y la puesta en valor de las que actualmente están funcionando. 

“Un Gobierno que cierra escuelas agrede a los niños y a sus familias, pero sobre todo humilla a la patria e hipoteca su futuro. La Educación Inicial es un Derecho desde los 45 días. (Art. 24, Constitución CABA)”, afirmó en un comunicado la Multisectorial del Jardín del Hospital Ramos Mejía.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, afirmó en una entrevista en Radio con Vos, que la Gendarmería tiene mejor imagen que la Escuela Pública. La funcionaria debería respaldar su afirmación con encuestas o sondeos que lo demuestren.

Si las medidas del Poder Ejecutivo tienden a quitar presupuesto y reducir posibilidades de acceso educativo, es posible que los supuestos de la titular de la Cartera de Seguridad pretendan que se cumplan en un futuro no muy lejano. Pero la lucha docente y de la comunidad educativa no lo va a permitir.