Nueva fecha de desalojo para el Hotel BAUEN, a días del recambio presidencial

ARGENTINA: Hotel recuperado Bauen ,Buenos Aires de avril del 2005 / Recurated hotel Bauen , Buenos Aires the 14 april 2005/ argentinien. (DIGITAL) ©NicolasPousthomis –

Mauricio Macri apenas asumió vetó la ley que expropiaba el inmueble de Callao 360 a la cooperativa que lo administra desde 2003.

La cooperativa que administra el Hotel BAUEN de Balvanera (Callao 360) informó que el 2 de diciembre es la nueva fecha tentativa de desalojo. Esto ocurre porque, tras un largo litigio, la Cámara Comercial rechazó un recurso de queja de los trabajadores. Queda así firme el fallo de la jueza Paula Hualde, del Juzgado Comercial N° 9, que ordena vaciar el inmueble que gestionan desde 2003.

“Lamentablemente la formalidad del derecho comercial hace que se consolide una situación legal pero de una ilegitimidad manifiesta: el empresario sin pagar un peso de las indemnizaciones a los trabajadores y demás acreedores, vuelve a lucrar con el inmueble”, expuso Ataliva Dinani, uno de los abogados de la Cooperativa de Trabajo Buenos Aires Una Empresa Nacional Limitada, a ANSOL.

“Recorrimos todas las instancias judiciales, logramos la sanción de la Ley de Declaración Pública en el Congreso Nacional y al ser vetada por Mauricio Macri (2016) se activó nuevamente la sentencia de desalojo. En esta oportunidad se impone la resolución de la Cámara que nos obliga a dejar las instalaciones a cambio de una suma de dinero”, explicó a Página 12 el presidente de la Cooperativa, Federico Tonarelli.

“Estamos evaluando qué hacer junto a nuestros abogados. Por lo pronto sigue con estado parlamentario un nuevo proyecto de ley similar al de Carlos Heller (Frente para la Victoria) que se sancionó en 2016, en esta oportunidad es impulsado por Agustín Rossi (Unidad Ciudadana-Frente de Todos). Esperamos su pronto tratamiento, convencidos de que sería la mejor solución para este conflicto que ya lleva 17 años”, agregó.

El fallo de Hualde está firme desde julio de 2007. Desde ese entonces, hubo distintas medidas impulsadas por los trabajadores para intentar rever la situación. Esto dio tiempo para que el lugar siga funcionando. 

A mitad de 2019, la cooperativa ya había tenido novedades judiciales. El 25 de junio la jueza Hualde les dio siete días hábiles para llegar a un acuerdo con la empresa Mercoteles, que es la sociedad anónima que reclama el inmueble desde julio de 2001.

En ese año la gestión empresarial del BAUEN concluyó, con la quiebra de la firma chilena Solari SA. Mercoteles se presenta como la legítima compradora de Callao 360. 

Los orígenes del BAUEN datan de los años setenta. El empresario Marcelo Iurcovich lo construyó a través de un préstamo tomado al gobierno de facto de la última dictadura militar (1976-1983). Fue poco antes del Mundial de 1978. La intención era recibir y alojar a los turistas que hacían base en la Ciudad de Buenos Aires.

En 1981 abrió BAUEN Suites, sobre avenida Corrientes, entre Riobamba y Callao. En el presente sigue abierto, sin tener relación con Callao 360. La empresa continuó su trabajo, con muchos de los actuales cooperativistas como empleados, hasta que en 1997 Iurcovich cedió el BAUEN al grupo de capitales chilenos Solari SA, de Félix Solari. La cesión se pactó en 12 millones de dólares. Del total del dinero, al momento de la quiebra de la firma, se habían pagado solo cuatro, el saldo debía ser abonado en cuotas. Cuatro años después, en 2001, la empresa Solari SA decretó su quiebra. En un contexto en que la desocupación argentina era galopante, el juez de la quiebra permitió que los trabajadores sigan la explotación del hotel, bajo supervisión de la Sindicatura. Es así que el 21 de marzo de 2003 inicia su labor la actual cooperativa.

La familia Iurcovich (con su hijo a la cabeza), con la firma Mercoteles, compró la quiebra de la empresa BAUEN, con la idea de retomar el negocio y empezó a reclamar vía judicial su restitución. Es así como se llega hasta estos días.

Desde 2003, el modelo de trabajo de la cooperativa se consolidó, manteniendo las fuentes laborales, acondicionando el inmueble. Se convirtió en referente para otras experiencias de empresas recuperada e integró el Movimiento Nacional de Empresas Recuperadas, donde hay otros hitos como la metalúrgica IMPA, que logró por la Ley nacional N° 27.224 su expropiación definitiva en diciembre de 2015. 

En todos estos años hubo varios proyectos legislativos para lograr la expropiación del BAUEN. El entonces diputado de la Nación Carlos Heller impulsó el que tuvo aprobación en ambas Cámaras y se convirtió a fines de 2016 en la Ley nacional N° 27.344 para declarar de utilidad pública y sujetos a expropiación los inmuebles e instalaciones del BAUEN y dárselos a la cooperativa que desde 2003 los gestiona. Era una forma también de poner fin a presuntas deudas que quedaron con el Estado por parte de la empresa que construyó el hotel. 

El festejo duró poco porque el presidente de la Nación, Mauricio Macri, vetó la ley a fines de diciembre. Habían pasado solo cuatro semanas. Para los cooperativistas este gesto administrativo y político allanó el camino para que se desencadene la seguidilla judicial antes mencionada. 

Durante los ocho años en que fue jefe de Gobierno (2007-2015), Macri nunca vio con buenos ojos la gestión del BAUEN. Representantes del bloque PRO en la Legislatura porteña llamaron “ocupas” a los trabajadores de la cooperativa y se negaron a tratar proyectos en su favor. El veto además ocurrió cuando apenas asumía en el Poder Ejecutivo de la Nación, un momento de amplio apoyo de la ciudadanía y la cautela de los sectores opositores.

Desde lo político, tras el veto hubo nuevos proyectos de ley para lograr la expropiación. Por falta de acuerdo entre oficialismo y oposición nunca prosperó. 

Tras la derrota de Macri en las elecciones generales del 27 de octubre, en la cooperativa festejaron. “El sol del cooperativismo asoma por allá. El macrismo se las toma y el BAUEN sigue acá”, publicaron en sus redes sociales. Tenían esperanza de lograr una salida por la vía política y parlamentaria para garantizar la permanencia de los trabajadores. 

Con esa misma esperanza es que aguardan los próximos pasos judiciales. En los intentos de desalojo anteriores hubo caravanas y vigilias culturales en la puerta de Callao 360 con vecinos, artistas, referentes políticos, gremiales y culturales.  

En Callao 360, dentro del Espacio Cooperativo BAUEN aparte del hotel propiamente dicho funciona la cooperativa El Descubridor (a cargo del teatro, cuyo presidente es Manuel Callao); Movimiento popular La Dignidad (almacén orgánico); La Poderosa; Señales; la Revista Cítrica y la productora audiovisual Dziga Vertov.