Ningunas estatuas

Frente al maltrato laboral, los trabajadores de los museos porteños se movilizaron y realizaron un escrache al Director General de Museos, Pedro Aparicio. “Es muy difícil negociar con un gobierno que no quiere escuchar” afimóMaría Notari, delegada general de los trabajadores.

Un nutrido grupo de trabajadores estatales pertenecientes a la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), de la Capital, se manifestaron este viernes al mediodía en la Dirección General de Museos ubicada en la Costanera Sur para exigirle al director general Pedro Aparicio mejores condiciones laborales. María Notari, delegada de ATE, denunció que casi un 20% de la planta tiene contratos precarios, lo cual es completamente ilegal. “Hablamos de salarios que van de los 1500 a los 2500 pesos. Y ese no es un sueldo para un profesional o un técnico. Estamos hablando de la gente que hace preservación, conservación, tareas fundamentales, jovenes universitarios, gente que necesitamos mucho” aclara. “Encima te hacen cumplir una jornada de 6 horas como un trabajador de planta permanente. Entonces la gente reclama y pide ayuda y se organiza y, al ser tan precarios los contratos, los funcionarios utilizan el miedo para que nos quedemos quietos” afirma la delegada quien destacó que en el último tiempo se profundizaron los traslados arbitrarios de trabajadores a otras áreas y la persecución gremial.”Nosotros nos quedamos en enero para que no echen gente, para acompañar a los compañeros”.

Frente a esta situación, los trabajadores denuncian que el gobierno desoyó todas las instancias de diálogo que propusieron. “El gobierno de la Ciudad tiene como mátodo no solo no atender los reclamos sino tampoco las soluciones que le llevamos, y es muy duificl negociar con un gobierno que no quiere escuchar” afirma Notari. “Para darte una idea, con la caravana que realizamos el año pasado conseguimos que pagaran las horas extras de un años antes. Un año! Es increible. Estamos pidiendo cosas tan básicas…”.

A esta panorama de precariedad laboral, se suma la precariedad edilicia. Hace más de dos años que los trabajadores denuncian el mal estado en que se encuentran los museos, como por ejemplo el de cine, donde trabaja Notari.
“Nosotros estamos en un galpón que hace cuatro años no se paga alquiler, es decir que estamos ocupando este edificio. Y en vez de comprar un lugar o ampliarlo y refaccionarlo, el gobierno de la Ciudad los va alquilando y va dejando de pagar. Ahora estamos en un galpón del Correo Argentino y todo esto perjudica la conservacion de los objetvos, del patrimonio” explica con indignació. “Es la historia del cine argentino y este es el único museo que tiene esta historia pero no le importa a nadie. Por eso los trabajadores nos tenemos que ponder como guardianes de este material”.

Luego del escrache realizado hoy, los trabajadores serán recibidos el lunes por la cartera del Ministerio de Modernización para tratar de destrabar el conflicto.