MOVILIZACIÓN DE LA SALUD EN LA CAPITAL FEDERAL

Los trabajadores y las trabajadoras de los hospitales y centros de salud de la Ciudad de Buenos Aires realizaron asambleas, paros y movilizaciones en la calle. El conflicto fue detonado por un recorte salarial a los 15 mil profesionales de la salud y el desfinanciamiento de 1.500 cargos ya concursados. Se sumó el reclamo de enfermería y los residentes. ATE también convocó a parar.

A partir de las 10am se fueron desarrollando las movilizaciones y los actos en distintos puntos de la Capital: en Coronel Díaz y Santa Fe, en Caseros y Rioja, en Carrillo y Brandsen, en Triunvirato y Av. De los Incas, y en la puerta de los hospitales Argerich y Piñero. La hora y los lugares habían sido precisados el lunes en una reunión interhospitalaria en la Legislatura porteña. Se movilizaron trabajadores de la mayoría de los hospitales y también desde los centros de salud. La bronca se hizo sentir en la calle.

El detonante fue el reciente recorte de $800 a $2.500 a los profesionales de planta, alrededor de 15 mil en la Ciudad. A esto se sumó que el gobierno bloqueó el nombramiento de 1.500 cargos que ya habían sido concursados y redujo también la cantidad de profesionales en las guardias. Otro reclamo es el nombramiento urgente de más enfermeros y enfermeras. También reclaman el pago para los ingresantes, instructores y jefes de residencia.

El gobierno porteño intentó frenar las medidas desplegando un batallón de auditores por cada uno de los hospitales en los cuales se habían anunciado medidas. No pudieron parar la decisión de los profesionales de planta, residentes y concurrentes, enfermeros y enfermeras, técnicos y demás trabajadores de escalafón general.

Las medidas se realizaron con la oposición de la Asociación de Médicos Municipales (AMM) y de Sutecba, los gremios mayoritarios en la Ciudad y con estrecha vinculación al gobierno. La conducción de AMM se reunió en paritarias con el gobierno de la Ciudad la semana pasada para tratar el tema. El gobierno aduce que estarían corrigiendo un “error administrativo”.

Como no ocurría desde hace tiempo, en numerosas asambleas la conducción de AMM fue desbordada. La convocatoria a esta jornada estuvo sustentada en las asambleas por hospital y centro de salud, fortalecida por las filiales de AMM opositoras, ATE, la Asociación de Bioquímicos y la Asociación de Psicólogos. La unidad de los distintos sectores le ha dado más fuerza al reclamo por la salud pública.

Ya está lanzada una marcha a Jefatura de Gobierno de la Ciudad para el miércoles 7 de agosto. Esta convocatoria ha sido debatida y ratificada en las asambleas por lugar. El próximo martes 30/7 se realizará una nueva reunión interhospitalaria en la Legislatura, donde se coordinará la convocatoria y propondrán las siguientes medidas.