Monseñor Casaretto se comprometió mediar en el conflicto de Tierra del Fuego

Una delegación de ATE fue recibida hoy por el Vicepresidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, Monseñor Jorge Casaretto. La reunión fue solicitada por el Consejo Nacional del gremio en busca de la apertura de canales de diálogo con la gobernadora de Tierra del Fuego, Rosana Bertone, tras más de 50 días de protestas contra la reforma previsional del Ejecutivo, que recorta el poder adquisitivo de los asalariados.

Luego del extenso informe que le llevaron los trabajadores de ATE y la denuncia sobre la ausencia de diálogo con la gobernadora Bertone, Monseñor Jorge Casaretto se comprometió contactar al Ministro de Trabajo de la Nación, Jorge Triaca, y a vehiculizar una carta escrita por los estatales para el Papa Francisco.

Asimismo el Vicepresidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social les recomendó solicitar la mediación de Miguel D’ Annibale, Obispo de Río Gallegos con funciones también en la provincia de Tierra del Fuego. Según Casaretto, el D’Annibale está informado y preocupado sobre la crítica situación que atraviesan los trabajadores australes luego de la eliminación del 82% móvil, el aumento de la edad jubilatoria y el impuesto de hasta el 15% del salario.

La comitiva de ATE estuvo encabezada por el Secretario Gremial Mario Muñoz, el dirigente nacional y trabajador de la Casa de Tierra del Fuego en Buenos Aires, Darío Orellano, y los delegados fueguinos Johana Rodríguez y Maximiliano Viera. Junto con ellos se encontraba Carlos Custer, histórico dirigente de ATE y CTA y ex embajador argentino en el Vaticano.

Al lado de Monseñor Casaretto participaba del encuentro Adalberto Odcstryc, Secretario Ejecutivo de la Comisión Episcopal de Pastoral Social.

Darío Orellano calificó de “autoritario” al gobierno de Rosana Bertone, advirtió que “ATE no negociará derechos adquiridos” e informó que la crisis que atraviesa el Instituto de previsión social IPAUSS “no fue generada por los trabajadores”.

“Las movilizaciones en Ushuaia alcanzaron la participación de hasta 15 mil ciudadanos; el acampe frente a la Casa de Gobierno es sostenido, casi en un 80%, por mujeres”, precisó a su vez.

“Fue muy importante para nosotros la preocupación que demostró Monseñor Casaretto y el interés que, según él, mantiene el Obispo Miguel D’ Annibale por mediar en el conflicto”, manifestó el Secretario Gremial Mario Muñoz.

El dirigente añadió que durante la reunión ATE pudo explicarle el conflicto de manera pormenorizada: “No es lo mismo lo poco que dice la prensa, a la visión que tenemos los trabajadores y el pueblo de la provincia que acompaña cada vez en mayor número esta lucha”.